Descubriendo los inicios de Metallica

En 2018 Metallica es una de las bandas más importantes de la historia, que llena estadios allá por donde va y que tiene una legión de aficionados que abarca los cinco continentes. Es muy curiosa una de las anécdotas que cuenta el cantante James Hetfield en el documental ‘Some kind of monster‘: se fue de vacaciones a uno de los lugares más recónditos del planeta y le reconocieron.

Veinticinco años antes, cuando lanzaron su disco debut Kill’em all aquellos cuatro jóvenes residentes en San Francisco no se imaginaban que alcanzarían esas cotas de éxito. Su única preocupación era conseguir el mayor número de conciertos posibles para ganar dinero que gastarían en los últimos discos de heavy metal británico y en alcohol.

Nacer, crecer, Metallica, morir“, publicada por la Editorial Malpaso, es la traducción de la biografía más completa -y sorprendentemente, autorizada- de Metallica. Escrita por los periodistas Paul Brannigan e Ian Winwood, quienes como aseguran en el prólogo, se han recorrido todos los lugares clave que recorrieron Metallica durante el periodo que abarca este biografía: de 1981 a 1991, la que para muchos -entre los que me incluyo- es su mejor época: cuando se convirtieron en la banda más importante no solo del thrash metal, sino de todo el heavy metal, con un estilo abrasivo y unos directos intensos, potentes e incendiarios que se convirtieron en su punto fuerte.

Nacer, crecer, Metallica, morir” es un trabajo completísimo y periodísticamente impecable, que da voz no solo a los que han sido miembros de la banda en algún momento, sino que también da voz a personajes “secundarios”, como amigos cercanos de la adolescencia, familiares, el dueño de la tienda de discos que frecuentaba Lars Ulrich en San Francisco, los dueños de algunas salas en las que tocaron en sus comienzos o integrantes de otras bandas con las que compartieron escenario que dan mucho color a la obra con sus testimonios aportando datos curiosos y otras perspectivas que no se suelen escuchar muy a menudo en biografías de este estilo.

Además, como comentaba anteriormente, tampoco oculta algunos momentos un poco más oscuros como sus problemas con el alcohol, la turbulenta adolescencia de James Hetfield -que contrastaba con la de un Lars Ulrich, hijo de tenista, que viajó a Estados Unidos para perfeccionar su técnica con la raqueta pero que acabó gastándose el dinero en discos-, el despido de Dave Mustaine -a la postre, fundador de Megadeth, otra de las bandas representativas del género- o la muerte en un accidente de autobús en Suecia de Cliff Burton, su talentoso bajista y compositor. Cabe destacar que aparece un exhaustivo y completísimo perfil de todos aquellos que han pasado por la banda, incluso de aquellos que no han grabado ningún disco con ellos.

Sin entrar en más detalles, porque su lectura es más que recomendable, “Nacer, crecer, Metallica, morir” muestra cómo fueron los comienzos de una banda que en pocos años se convirtió en una de las más importantes de la historia de la música.

Unos comienzos que no difieren de los de cualquier otra banda que podrían haber montado otros adolescentes, que tuvo difícil hacerse un hueco en la escena musical de una ciudad que prefería a las bandas de un estilo completamente opuesto al suyo y que gracias a su tesón y su constancia pudo alcanzar su sueño.

Ahora solo queda esperar a la segunda parte, que posiblemente sea más interesante, ya que tratará su época más convulsa: cuando se cortaron el pelo para alcanzar a un público más mayoritario y cómo los tiranteces que había entre los miembros casi provocan su disolución. Pero eso, será más adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s