Un problema de perspectiva

La UPV/EHU carece de máquinas expendedoras de compresas y tampones en sus facultades para las mujeres que acuden a la Universidad

Una compresa o un tampón es algo que cualquier mujer, por inercia, lleva siempre consigo durante los días próximos a su menstruación. Un olvido, un cambio de bolso a última hora o un adelanto inesperado crean una situación en la que las mujeres se habrán visto envueltas en algún momento de su vida. Natalia Ortiz, estudiante de Periodismo, explica: “Es un momento de tensión en el que ruegas por que alguna de tus amigas tenga y no comprar el paquete entero”.

La cantidad de estudiantes que están matriculados en el campus de Bizkaia de la UPV/EHU es de 22.257; de los cuales 11.279 son mujeres, poco más de la mitad. Aun así, miles de alumnas tienen que afrontar semanalmente que no haya máquinas expendedoras de compresas y tampones en sus respectivas facultades. Según Patxi Juaristi Larrinaga, vicerrector del Campus de Bizkaia, este hecho es “una consecuencia lógica de una organización patriarcal de las estructuras organizativas”. Desde  que en el año 2017 ocupó su actual cargo no ha recibido quejas ante la ausencia de estas máquinas y “tampoco ha habido iniciativas”.

Lo que de verdad resulta interesante al vicerrector es “comprender el tabú” que rodea a la existencia de la menstruación. “Cuando somos más pequeñas, la regla era algo secreto pero ahora la gente te ayuda y comprende perfectamente”, explica Natalia, pero admite que las máquinas facilitarían esta situación. “Podemos decir que parte de la idea de que las mujeres tienen que resolver y organizar este tipo de temas de forma íntima. No es como los enchufes, por ejemplo”, explica Juaristi. Es el resultado de una “necesidad pública” tanto por varones como por mujeres, situación que no se da en el caso de las compresas y tampones.

El mismo caso se repite en otras universidades del país. “No conozco ninguna que tenga máquinas expendedoras con compresas o tampones”, explica Juaristi. Partiendo de que esta necesidad requiere un remedio, el vicerrector abogaría porque las máquinas dispensaran compresas y tampones de forma gratuita. Andrea Ruiz Cruz es alumna del Máster de Estudios Artísticos en la Universidad Complutense de Madrid. Explica que en la Facultad de Geografía, a la que ella asiste, no existen ese tipo de máquinas: “Por mi visita a otras facultades, me atrevería a decir que no hay ninguna”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s