La huella que deja una afición

Las dos finales europeas de rugby albergan a 84.825 personas y dejan un notable impacto económico en Bilbao

Un total de 84.825 personas acudieron el 11 y 12 de mayo a las dos finales europeas de rugby: Champions Cup y la Challenge Cup, celebradas en San Mamés. Este evento ha dejado un impacto económico de tres millones de euros, según las instituciones vascas. “Ha sido una oportunidad para ver a los mejores jugadores de Europa que de otra manera nunca habríamos visto”, resalta el exentrenador del Getxo Neskak y jugador desde los 18 años, Andoni Saitua, y añade que este hecho “es muy importante para el rugby vasco y español”.

El rugby es una parte fundamental de su vida, le ha ayudado a ser mejor persona y a saber trabajar en equipo. Como entrenador, lo que ha intentado inculcar es “el compromiso y respeto por los contrarios, sus compañeros y el árbitro, porque sobre esas dos bases, se consigue cualquier cosa”. La celebración de este evento fue un motivo de satisfacción para él, de reencuentro con jugadores de toda España y una oportunidad para ver “el mejor deporte de conjunto que existe”.

El entrenador aclara: “El rugby femenino está creciendo de forma muy importante  porque cada vez más chicas están entrando desde edades tempranas y solo es cuestión de tiempo que el rugby femenino dé un salto tanto cuantitativo como cualitativo”. Además, resalta que “las chicas han conseguido más logros que los chicos”.

Alba Marlasca, jugadora de rugby del Universitario Bilbao, empezó este deporte en septiembre, cuando dejó el fútbol. Marlasca cuenta que, a causa de las finales, su club se ha unido a la campaña de la etiqueta #NosotrasTambiénJugamos, en la que aparecen tres equipos: el Getxo, el Gernika y el suyo. “El vídeo, en el que participé, se realizó con la intención de reivindicar el papel de la mujer en el rugby”, reconoce.

Vídeo: #NosotrasTambiénJugamos

Además, ha trabajado como voluntaria en distintas actividades propuestas por su club. Gracias a ello, estuvo presente en las dos finales. En la primera como público y en la segunda salió “al principio del partido estirando las banderas de los equipos en medio del campo de San Mamés”, cuenta.

Allí también estuvo Joaquín Olaguibel, aficionado al rugby desde hace años. Califica como maravilla que Bilbao haya acogido estas dos finales. Lo que para él demuestra la capacidad que tiene “para albergar eventos de este calibre y la apuesta de la ciudad por el deporte”. Aún así, este aficionado considera que hay poco eco de ello, “y debería aumentarse, solo se habla cuando la Selección Española juega un partido importante”. La mayoría de las personas van a San Mamés sufriendo con el Athletic Club. En cambio, ir con esa tranquilidad de ver otro deporte y disfrutar de una final, hace que le dé un tono especial al partido: “Vas a disfrutar de los dos equipos y del deporte”.

Vídeo del rugby masculino por las calles de Bilbao para promocionar las dos finales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s