Segundas oportunidades

La asociación Zubietxe cuenta con su primer proyecto a pie de calle: Libu, un espacio de venta de libros usados gestionado por personas en riesgo de exclusión social

Cada libro cuenta una historia y, en Libu, además, cada uno de ellos ha vivido la suya propia. Son de segunda, tercera o cuarta mano, quizás más, no importa mientras sigan cumpliendo su labor: transportar al lector a una realidad paralela. La librería bilbaína ofrece segundas oportunidades tanto a sus libros como a las personas que trabajan en ella, personas en riesgo de exclusión social.

“La cultura quita desigualdad”, explica Gerarda Porrúa, una voluntaria que ejerce de librera. Ese fue el motivo por el cual Zubietxe, una asociación dedicada a la incorporación social de personas que no se relacionan habitualmente con el entorno en el que viven, decidió abrir una librería. Libu fue su primer proyecto a pie de calle, fruto de más de 20 años de esfuerzo.

El objetivo es que estas personas consigan integrarse en la sociedad, saber qué significa tener un trabajo y salir a la calle. Recogen ejemplares de casas particulares, los organizan y los venden, todo ello con la ayuda de voluntarios. Porrúa opina que ese es el motivo por el que Libu tiene tanto éxito: “La palabra social es un sello especial que ha hecho que esta idea triunfe”.

El resultado es un espacio en el que conviven cientos de libros ordenados en estanterías completamente diferentes, mesillas y cajas que, incluso, invaden parte del suelo del local. Dos sofás de cuero marrón ocupan el centro de la librería e invitan a leer cualquier ejemplar de alrededor. “Es un ambiente especial, como estar en el salón de casa”, apunta Belén, una clienta.

Fotografía de la web de Libu (libu.es)

Libu se nutre de donaciones de particulares o empresas y pone a la venta, por tres euros, todos esos ejemplares de novelas, cuentos para niños o guías turísticas que ya han cumplido su labor en algún lugar. “El amante del libro entiende que con este proyecto las obras ya no se tiran y, para el resto de la gente, la excusa de que leer es caro ya no sirve”, expresa Gerarda.

Pero la venta de libros no es la única tarea que desarrolla esta librería social. Una actuación de un bertsolari, la lectura de poemas feministas o un concierto son algunas de las actividades que están previstas para las próximas semanas. Mientras tanto, Libu continúa dando nuevas oportunidades a los libros y a las personas de lunes a sábado desde las once de la mañana hasta las ocho de la tarde en la calle Carnicería Vieja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s