Misterio y mitología en Etxalar

El escritor donostiarra Álvaro Bermejo presenta en Pamplona el libro “Como el bosque en la noche”

9788416580835

Jueves día 16 de noviembre, son las siete menos cuarto de la tarde en Pamplona. Nada más poner los pies en la vieja Iruña, una se da cuenta de que, aunque el veroño se está marchando, empujado por el frío helador del invierno, los pamploneses y pamplonesas no pierden su tradición de juevintxo. En la calle Comedias ya se empieza a notar más movimiento de gente, gente con cara de juernes. El ambiente festivo se te impregna al pasar por el centro de esta ciudad, esta pequeña pero acogedora ciudad.

La calle Comedias, situada después de cruzar el Paseo Sarasate -o como los mayores lo llaman “El Paseo Valencia”-, se trata de un pequeño paseo. Es fácilmente perceptible la vida propia con la que cuenta. Desde la esquina es observable cómo el castañero sirve a medio metro de ti, con ese olor tan característico que tiene la castaña y que tanto recuerda a hogar.

Al principio de la calle se sitúan varios comercios; una papelería, una tienda de ropa de montaña y cómo no, unos cuantos bares. Un poco más allá, en la esquina izquierda de la calle Comedias está situada una librería ‘Elkar’, cuyo libro principal del escaparate es Como el bosque en la noche del autor donostiarra Álvaro Bermejo. Al lado de estos libros, un cartel: “Fecha: 2017-11-16. Hora 19:00. Lugar: Comedias, 14, Iruñea. Idioma: Castellano. El escritor donostiarra Álvaro Bermejo nos presenta esta novela ambientada en Etxalar y que ha sido galardonada con el Premio Valencia de Narrativa. Nos hablará de ella acompañado por el escritor iruñarra Carlos Bassas”.

El reloj marca las siete menos diez de la tarde. La librería está tranquila, pero no vacía. Mientras traspasas la entrada, las dependientas te siguen con la vista sin quitar la sonrisa de la boca. Sus miradas reflejan la pasión por la lectura y la satisfacción que sienten en cuanto una persona traspasa la entrada, la alegría de saber que aún queda gente que se acerca a comprar libros de papel.

La librería es un local luminoso, donde predomina la madera de color cerezo, tono que dota a la estancia de calidez. El establecimiento consta de dos plantas, la primera dedicada a novelas y una segunda que está dirigida a libros técnicos, guías de viaje, CD, pero sobre todo libros de texto e idiomas. Sin embargo, lo más característico de la planta inferior es un conjunto de sofás de color granate con forma de semicírculo creados a partir de la estructura de la pared.

Otra de las cualidades de esta librería es el orden, todo está bien organizado por secciones. Quizás el sector más visitado sea el de novedades, también probablemente la más vendida. Allí se encuentra el libro del donostiarra, que emplea este establecimiento para su presentación. Como el bosque en la noche es una novela editada por Ediciones Versátil Narrativa. La portada de este libro está compuesta por una imagen sombría y siniestra de dos mujeres, al parecer de luto, por su vestimenta oscura y de época. Toda las cubiertas del libro están impregnadas de un color azulado, color que pretende reflejar el carisma mágico de la novela.

Mientras desciendes por las estrechas escaleras hacia la planta inferior, la iluminación cambia; más artificial debido a la ausencia de ventanas. Abajo todo está dispuesto para que comience la presentación, cuatro hombres charlan animadamente de pie, entre ellos se deduce que se encuentran los protagonistas de hoy; Carlos Bassas, pero sobre todo Álvaro Bermejo fundador junto al también escritor donostiarra Fernando Aramburu del grupo de agitación contracultural CLOC.

Bermejo ha sido galardonado en varias ocasiones por sus novela. Concretamente, Como el bosque en la noche ha sido premiada con el premio Valencia 2017 de la Institución Alfonso el Magnánim, en la categoría de narrativa en castellano. Son las siete y tres minutos, el escritor mira su reloj y decide que ya es hora de dar comienzo a la velada. Los escasos asistentes se van sentando dispersos en las sillas dispuestas para la ocasión.

Carlos Bassas es un periodista nacido en Barcelona, pero afincado en Pamplona. También es escritor de novela negra, profesor, crítico cinematográfico y guionista, hoy se encarga de conducir el evento y comenta que,  la novela de Bermejo “está ambientada en Etxalar, en una época maravillosa finales de los 60. Coincide con un hecho histórico aquí, que fue el rodaje de Campanadas a medianoche. Orson Welles fue un enamorado de Navarra.”

“Yo quería escribir una novela sobre Etxalar porque es un lugar que me fascina” – Álvaro Bermejo

Tras la página legal del libro aparece el prólogo: “Emplazado en la Alta Navarra, cerca del Pirineo, Etxalar es el típico pueblecito encantador del que no sales en la vida o del que te vas para no regresar jamás… Trabajan duro y hablan poco. Tal vez tienen mucho que callar. Pero eso que no se cuenta, cuando cae la noche y la comunidad duerme, emerge como una mano muerta que escribiera su historia por ellos”.

Las protagonistas de esta novela negra son las hermanas Echegaray, descendientes de una bruja temible llamada Laverna Bella. Viven retiradas en su caserío, cuyo nombre es Belle Ombre (en honor a Patricia Highsmith, novelista estadounidense de suspense). Nines, la menor de las hermanas, mata accidentalmente a un habitante inocente del pueblo, creyendo que no hay testigos. A los días les llega una amenaza a casa. Es su hermana mayor Juana la que toma las riendas de la situación, ya que ha heredado la marca de las brujas…

Carlos Bassas pregunta a Álvaro: “¿Tú concebiste de entrada el libro con un punto de novela negra?” a lo que el autor responde: “No, yo quería escribir una novela sobre Etxalar porque es un lugar que me fascina. Además, durante un paseo por Etxalar con Jorge Oteiza, un personaje novelesco e inigualable, para mí el único genio que ha salido de Navarra, me dijo que algún día escribiría sobre Etxalar. En ese momento no le hice caso, pero Oteiza es de esas personas que te van dejando la semillita. Entonces hubo una época en la que quise escribir una novela que tuviese un crimen tenebroso y comencé a ojear El Caso. Con datos reales fui tejiendo la estructura de lo que yo quería contar. Sin embargo, quería que todo eso tuviera un trasfondo mágico, quería que la antropología local quedase reflejada”.

Esta novela, catalogada dentro del género negro, tiene un crimen como motor, aunque este no conforma la estructura de la novela. Lo que hace mover los planos de la novela es “el tema de la mirada, el abdur, la energía maléfica, el mal de ojos…”. La matriarca de la novela, la bruja, está inspirada en un personaje real de Oñate del siglo XVI, que según la leyenda “era una noble tuerta que vivía en una torre y solo salía para misa mayor y escoltada, porque decían que allá donde mirase con el ojo bueno producía mal de ojos, bellisco”.

Según este escritor, en Euskal Herria tenemos una riqueza “absolutamente infinita, se puede sacar mucho del folclore vasco y de las antiguas leyendas y tradiciones.” Esta novela es una novela con “raíces”, los personajes están basados en sujetos reales. Por ejemplo el personaje de Simon Bocaseca está inspirado en “un anciano, con una mano como un morrosko, que tenía dentro de su mano la metralla de una granada, y podía manejar la mano sin problemas; eso es magia y con eso es fácil hacer un personaje”.

Álvaro Bermejo lo tiene relativamente fácil para inspirarse y escribir una novela basada en Navarra, mezclando misterio y mitología vasca , al conocer bien la historia de España. Tras estudiar en la Universidad de Deusto, se licenció en Historia y Antropología por la Universidad Autónoma de Barcelona. La pasión por su tierra y sus gentes es lo que hace a Álvaro Bermejo ahondar más en la cultura vasca, en el pensamiento mágico para crear esta novela que cómo a él le gusta llamar, “es un cóctel de géneros”. Además, Bermejo es un defensor de la investigación previa a la escritura, para así poder crear “personajes que dejen huella”.

Siempre se ha dicho que los del norte tienen un carácter especial, que son cerrados. A Bermejo le fascina y cree que los baserritarras tienen una virtud: “Saber guardar la palabra, escuchan muy bien antes de contestar y miden mucho lo que dicen”.

Por otro lado, ha intentado reflejar muy bien el papel de la mujer en la sociedad vasca, la amatxo, la matriarca. Y por último, cómo no, la muerte. La muerte como primer motor de la novela.

La presentación está llegando a su fin. Sin embargo, nos quedan 414 páginas para seguir disfrutando de las aventuras de las hermanas Echegaray y los habitantes de Etxalar.

Capítulo uno, Campanadas a medianoche: “Corría el invierno de 1964 – un invierno tan duro que creímos resucitar cuando llegó la primavera-, España aún vivía en blanco y negro, bajo el régimen franquista. Pero aquello, por más que implicara un cierto deshielo del nacionalcatolicismo, suponía todo un escándalo. Hollywood había aterrizado en la comarca, nada menos que con Orson Welles a la cabeza, para rodar Campanadas a medianoche…-”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s