Las historias que Paul Shirley cuenta en sus citas

Algunos igual conocéis a Paul Shirley por ‘Historias de un tío alto‘, su columna sobre la NBA en El País durante varios años. Otros, en cambio, le conoceréis por su etapa como jugador de baloncesto, que le ha llevado a jugar para los Atlanta Hawks, los Chicago Bulls o los Phoenix Suns del “seven seconds or less” -equipo que me enganchó a la NBA, por cierto-.

Su carrera en la NBA y sus etapas en la universidad, varias ligas europeas -entre ellas la ACB- y en equipos de las ligas menores de Estados Unidos, quedan perfectamente documentados en su primer libro: ‘¿Me puedo quedar la camiseta?‘, donde, con un sentido del humor bastante particular, destapa lo que supone ser un trotamundos del baloncesto y la inseguridad en la que viven aquellos jugadores cuya carrera se centra en encontrar, sea como sea, una plaza en cualquier equipo de la NBA. Recomiendo, de hecho, leer dos artículos de Quique Peinado, donde relata su vida y le consideraba “El mejor periodista del mundo” (Segunda parte AQUÍ).

Paul Shirley en su etapa en el ViveMenorca (Fuente: Hoopshype.com)

A primeros de mes salió a la venta ‘Stories I tell on dates‘, el segundo libro de Paul Shirley -al que agradezco que me haya facilitado una copia del mismo- y que como podéis adivinar con solo leer el título, es una recopilación de las anécdotas “estrella” de la vida de Paul, aquellas que cuenta cuando está en una cita.

Porque en este libro, Paul Shirley ha abandonado -en parte- la literatura deportiva para centrarse en la literatura romántica, con su estilo característico y personal, por supuesto, ya que el humor y las referencias a la cultura popular que aparecen en su primer libro y en sus artículos siguen vigentes. Viniendo de él, no nos podemos esperar una “copia” de 50 Sombras de Grey, obviamente.

Como comentaba al principio, es un libro de anécdotas bastante variopintas sobre varias épocas de su vida con un nexo que las une: alguna relación amorosa. Con mayor o menor protagonismo en el contexto de la historia, pero siempre hay una. Todas estas historias son introducidas en forma de flashback en el transcurso de una conversación que mantiene con una mujer en una cita. Y podemos intuir que el bueno de Paul ha tenido varias citas, porque no son pocos los capítulos que tiene. Es por tanto, un libro ameno y de fácil lectura.

Sin querer hacer spoilers, destacaría especialmente las penurias que vivió en su etapa en el Panionios -impagos, y los pocos salarios que recibió fueron en negro, por no hablar de lo poco que le gustó a los ultras la llegada del Euro (al ser monedas mucho más finas que las del dracma, perdían capacidad arrojadiza)- y su enfrentamiento en un partido frente al CB Murcia -que tenía a su excompañero Marcus Fizer- y donde el ViveMenorca se jugó no descender a LEB. Aunque lo más sorprendente es su etapa en un equipo chino que competía en una liga menor estadounidense: dicho equipo estaba dirigido por un magnate que, desde su casa, ordenaba al entrenador qué tácticas emplear y qué cambios debía realizar. De locos.

Libro entretenido para conocer a una de las pocas mentes brillantes que hay en el deporte. Si te gusta el baloncesto, deberías leerlo para conocer lo que sufren gran parte de los jugadores con tal de alcanzar su sueño, y si le seguías por su carrera fuera de las canchas, para conocerle en profundidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s