¿Somos libres de pensamiento?

Es algo curioso el pensamiento y la forma que toma. Queramos o no, nunca podemos ponernos al margen de una idea, siempre tenemos una opinión, una creencia, de cómo debería ser cada cosa del mundo que conocemos. Si no se reflexiona mucho se puede llegar a pensar que esas convicciones las sacamos de nuestra cabeza sin mediación de nada externo, tan solo con un estudio propio sobre el tema, creyendo que nuestras opiniones son sacadas de ese frío cálculo mental.

Pero, deberíamos mentalizarnos de que cada cosa que se nos dice, cada cosa que leemos, cada cosa que vemos en la televisión, cada cosa que recibimos tiene unos intereses detrás. Nadie es un santo, todo el mundo busca su propio beneficio. No escucharás algo contrario a una marca en una cadena de televisión que se sufraga con el dinero de esa empresa. Y así un millón de ejemplos. Teniendo en cuenta que los medios que consumimos cada día nos forman en parte como personas, queramos o no queramos, que haya oscuros intereses detrás de cada ser y del propio ente, nos debe hacer recelar de lo que escuchamos, no aceptar cualquier cosa que se lanza desde esas plataformas públicas.

No me refiero sólo a opiniones políticas, económicas o sociales. Los medios lo definen todo, pues llegan a toda la sociedad. Si escuchas repetidamente que te tiene que gustar algo, es probable que finalmente te acabe encantando eso. Por poner un ejemplo de gusto de masas: ¿A qué se debe el éxito de un deporte cómo el fútbol? Es obvio que no tendría tanto si no fuera por el machacamiento que se hace desde todas las plataformas hacia ese deporte. No digo que sea bueno o malo, pero es bueno reflexionar sobre las cosas. ¿Tendría un deporte tan minoritario como el curling, por poner un ejemplo, el éxito del fútbol si tuviera esa repercusión? Yo creo que sí, cada uno que medite sobre ello.

Ya concluyendo esta reflexión, en mi opinión todos debemos pensar si cada opinión o gusto que conservamos es producto de nuestra libertad o si, por el contrario, ha sido impuesto de manera autoritaria desde algún factor externo. Claro que, si se hace caso de esta reflexión y se empieza a sospechar de todo, se estaría haciendo caso ciegamente a algo externo. También se debe mirar de manera crítica mi artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s