La otra cara del fútbol

Esta semana, es como la Navidad para algunos jugadores de Segunda B. Aquellos clubes que se han ganado en el campo la posibilidad de recibir, con motivo de la Copa del Rey, a los mejores clubes de la pasada edición de La Liga.  Un año más, estos clubes recibirán una taquilla más elevada de lo normal que les permitirá maquillar o mejorar su presupuesto. Por tanto, me parece el mejor momento para recordar que hay un elevadísimo porcentaje de futbolistas que no son ‘superestrellas’, ni anuncian calzoncillos ni muchísimo menos mueven millones de euros cuando cambian de equipo.  Y es que, se tiene una imagen bastante distorsionada del trabajo de futbolista.

En Segunda B y Tercera la gente que pasa por ahí sabe lo que hay… Creo que no hay que decirle a la gente lo que es“, afirma Patxi Salinas, ex-jugador de Athletic y Celta y actualmente entrenador del Burgos CF, “No se puede tener la imagen del futbolista como Messi o Ronaldo, cuando hay muchos futbolistas en Preferente, Tercera o Segunda División B que no llegan ni a fin de mes. El que tiene suerte y llega a Primera División descubre un trabajo bonito, y bien pagado por supuesto”, continúa.

Lo que pasa es que nos fijamos siempre en la primera línea, pero el fútbol lo abarca todo: desde los que no cobran hasta los que están en esa primera línea“, dice Rafa Martín Vázquez, ex-jugador del Real Madrid e integrante de la mítica Quinta del Buitre. “Tenemos que ser conscientes de que al final es una profesión más y lo que hay que intentar es que cada vez sea mejor y entre todos mejorarla“, añade.

Haciendo mías las palabras de Patxi Salinas, el de futbolista es un trabajo como otro cualquiera, y por tanto, siempre está la posibilidad de quedarse en el paro. Según datos de TransferMarkt, unos 15o futbolistas españoles están actualmente sin equipo. Muchos de ellos se entrenan en solitario esperando la llamada que les haga coger las maletas, pero otros muchos deciden incorporarse a la disciplina de un equipo para ponerse en forma tanto física como mentalmente y, sobre todo, darse a conocer ante los ojeadores que los equipos desplazan a partidos.

Desde 2010, la Asociación de Futbolistas Españoles organiza las Sesiones AFE para que aquellos que estén en paro puedan volver a sentirse jugadores. Su XVª edición tuvo lugar durante la primera quincena de agosto, cuando muchos de los equipos de Segunda B tienen sus plantillas prácticamente cerradas y están en plena pretemporada, y en ella participaron jugadores que acumulan muchísimas temporadas en Segunda B y Tercera, pero también en Segunda y Primera División, habiendo jugado para clubes como el Mallorca, el Rácing de Santander, el Tenerife o el Recreativo de Huelva. No obstante, en sesiones anteriores han participado jugadores como Braulio, Valdo, Fernando Marqués, Rubén Navarro, Toni Doblas, Nacho Pérez, Miguel Pallardó, Jonathan Valle y Lolo, que resultarán cuanto menos conocidos para todo aquel que siga la Primera División.

En su página web, la AFE establece como objetivos de estas sesiones “ofrecer a los jugadores sin equipo la oportunidad de que mantengan un ritmo adecuado de entrenamientos y partidos para mantener un estado de forma óptimo“, pero además, a nivel psicológico, les permite aumentar su motivación y su autoestima. Además, también tratan de “combatir las situaciones de soledad y rechazo” que se dan cuando no se dispone de las condiciones necesarias para poder entrenar cuando se está sin equipo. Y es que, como declaró al acabar el partido un Patxi Salinas que considera “fantástica” esta iniciativa, “tener AFE es una maravilla porque a través de un partido como este, estos jugadores pueden encontrar equipo”. De hecho, confiesa que en todos los equipos en los que ha estado ha llamado a esta asociación para conocer qué jugadores tenían disponibles y así completar la plantilla, sin ir más lejos, la pasada temporada firmó a Jesús Varela para el Rápido de Bouzas.

Aunque el elemento central de estas sesiones AFE son los distintos entrenamientos y partidos amistosos que realizaron, dirigidos por Rafael Martín Vázquez, también se llevaron a cabo controles médicos y nutricionales y numerosas excursiones que permitieron a los jugadores conocerse más y mejor entre sí. En definitiva: ofrecerles un entorno que les haga sentirse arropados, como si formaran parte de un club, con la única diferencia de que no reciben ningún ingreso.

Un Martín Vázquez que se sentía “orgulloso” de haber compartido con sus jugadores una experiencia que ha considerado “positivísima“, me comentaba al acabar estas sesiones que se iba “contento” con el trabajo realizado durante estas sesiones, alabando cómo se habían adaptado sus jugadores “porque no es fácil llegar y hacer un equipo nuevo”, y destacando su comportamiento tanto dentro como fuera del campo.

En cuanto al aspecto psicológico, el ex jugador del Real Madrid afirma que tanto él como el equipo técnico son “conscientes de la situación que atraviesan” sus jugadores, por lo que además de realizar las labores que les habían encomendado, tuvieron que ejercer de psicólogos y apoyarles en todo momento.

En los amistosos anteriormente mencionados se enfrentaron al CD Lugo, el Caudal Deportivo de Mieres, el Barakaldo CF y el Burgos CF, dónde los resultados no acompañaron su buen juego. Precisamente en este último encuentro pude presenciar que practicaban un fútbol de muchísima calidad, destacando especialmente a los atacantes Jorge Yepes y Chirri, que volvieron locos a la defensa del Burgos con un juego eléctrico, aunque les faltó suerte de cara al gol. Ante un Burgos repleto de suplentes y canteranos, se impuso el carácter y las ganas de un equipo formado por personas que se encontraban ante la última oportunidad de poder demostrar sus capacidades en un partido frente a uno de los equipos punteros de la Segunda B.

Precisamente tras este partido pude conocer de primera mano la situación de algunos de estos futbolistas, y qué les había llevado a la situación en la que se encuentran actualmente.

Los impagos son uno de los principales problemas a los que se enfrentan muchos futbolistas de estas categorías. En este mismo 2017, sin ir más lejos, el Boiro, el Gavá y el CD Palencia acabaron descendiendo de categoría tras confirmarse que no habían pagado a sus jugadores. Y clubes como el Recreativo de Huelva, el Real Jaén o el Guadalajara también fueron denunciados, con la diferencia de que no han sufrido la relegación de categoría como castigo.

Bidari García me comenta que esta fue la principal razón por la que se quedó sin equipo. Tras jugar en el Nacional Potosí boliviano, dónde sufrió el jugar sin recibir nada a cambio, no renovó y al volver a España no le salieron “cosas interesantes”. En una situación similar se encontraba también Héctor Sánchez, que el año pasado militaba en el CD Palencia, cuya situación ya ha sido mencionada anteriormente.

Pero, por suerte, no todos los jugadores de estas sesiones AFE han pasado por esta situación antes de quedarse sin equipo. Muchos de ellos no contaron con oportunidades en sus respectivos equipos y, por tanto, muchos clubes no encuentran pruebas fehacientes para apostar por su contratación. Aunque al final, cada futbolista se encuentra en una situación particular. Cristofer Miñano por ejemplo, se quedó sin equipo después de que su entrenador finalizase un ciclo, por lo que el club -la UD Lanzarote, que actualmente milita en Tercera División- decidió apostar por futbolistas de la zona.

En una situación como esta, es muy importante el apoyo de aquellos que están en las duras y en las maduras: la familia y los amigos, “un soporte que para nosotros es fundamental”, como me comenta Bidari, aunque se resumiría mejor en dos frases de Héctor Sánchez -“ellos se limitan a apoyarme en todo momento y yo intento tener la cabeza fuerte para cuando firme estar bien”- y de Cristofer Miñano -“es lo que he querido desde pequeño y me apoyan en todo y están conmigo hasta donde sea, hasta donde me vaya”.

Por no hablar de los entrenadores, que a menudo son el eslabón más débil de la cadena, los primeros señalados cuando un equipo va mal y los que más posibilidades tienen de quedar en paro. Que se lo pregunten sino a David Movilla, que fue despedido del Barakaldo CF cuando su equipo marchaba sexto y a tres puntos de Playoff. La directiva del club adujo motivos extradeportivos para justificar esta decisión. Ríos de tinta han corrido ya sobre este tema, e incluso en este artículo ya hablamos más extensamente sobre ello.  Actualmente, se encuentra sin trabajo aunque ha tenido “opciones en varios clubes, pero no han considerado oportuno contratar sus servicios”, pero también ha descartado otros por no considerarlos “una opción positiva para su futuro profesional”.  En estos momentos, su familia le apoya y “son conscientes de que esta profesión tiene estas coyunturas”.

Donde más se aprecia que la situación de estos chicos no se aleja mucho de otras personas es en el hecho de que muchos de ellos -y otros tantos que juegan en categorías como Segunda B o Tercera- compaginan el trabajo de futbolista con otros trabajos que les permitan ganar algo más de dinero: Bidari, por ejemplo, trabaja de modelo mientras que Cristofer hace “un trabajillo en casa” desde hace tres o cuatro años, si bien es cierto que muchos clubes están comenzando a profesionalizarse y que progresivamente están recibiendo “más apoyo”, como me comenta Bidari, la situación no es todavía del todo óptima. En este sentido, Cristofer Miñano lo resume a la perfección: “Muchos equipos intentan profesionalizarse de la mejor manera posible, pero hay otros que no. A través de un contrato es cuando mejor entiendes al club”.

David Movilla menciona también la mejora que ha habido en la situación económica de muchos clubes “está mejorando considerablemente en los últimos años” aunque cree que “esa mejora no se debe a recursos propios, y viene producida por inversores ajenos a la entidad y que se hacen dueño de los clubes”.

Ante la imposibilidad de encontrar equipo, muchos de ellos deciden emigrar, como tantos y tantos jóvenes han hecho desde que comenzó la crisis, seducidos por las mejores condiciones económicas que les ofrecen en el extranjero y por la buena fama que tiene el fútbol español en todo el mundo. Actualmente, tal y como recoge la base de datos de Migrantes del Balón, 787 jugadores españoles juegan fuera de nuestras fronteras. “Al final cada uno busca su sueldo donde sea, y si no lo consigues aquí tendrás que irte fuera”, sentencia Patxi Salinas, pero no sin antes advertir que “tampoco es fácil, porque al final, para que te fichen de otro país tienes que estar jugando en tu club”.

Martín Vázquez fue uno de los primeros jugadores españoles en salir fuera a buscarse las alubias -jugó en el Torino y en el Olympique de Marsella entre 1990 y 1993- y me confiesa: “siempre aconsejo a la gente a que pruebe fuera, porque es una experiencia que enriquece mucho, tanto a nivel profesional como a nivel personal”. Y de hecho, sus jugadores parecen haber seguido su consejo, porque Héctor Sánchez me confirmaba que jugar fuera de España era “una de mis prioridades” y Cristofer Miñano siempre está “dispuesto a probar una oferta para jugar fuera” porque “me gusta mucho viajar y me gustaría mucho conocer otras culturas” aunque admite que no es fácil porque “son diferentes idiomas, diferentes culturas…”. Tampoco descarta entrenar fuera un David Movilla “abierto a valorar cualquier opción que surja, nacional o en el extranjero, sea cual sea la categoría”.

Pero estas sesiones no son la única iniciativa que realiza la AFE, una asociación centrada en mejorar las condiciones de los jugadores y que saltó a la palestra mediática cuando en 2015 convocó una huelga de futbolistas que finalmente no fructiferó, pero cuya principal reivindicación sigue latente: mayor porcentaje de ingresos para los futbolistas. Desde la propia asociación me corroboran que en ningún momento se ayuda económicamente a los futbolistas, por lo que estos ingresos se reinvertirían en mejorar las condiciones de aquellos que están en una situación más desfavorable y en ofrecer una respuesta adecuada a las necesidades de muchos futbolistas.

“Los últimos seis o siete años están realizando una labor espectacular, y si es cierto que por medio de redes sociales se está dando un poco más de eco, pero ya desde hace bastante tiempo que están trabajando ya con nosotros, no solo en cuanto a asesoramiento deportivo y jurídico sino estas iniciativas que hacen para los jugadores que nos encontramos sin equipo son muy interesantes porque nos hace volver a sentirnos futbolistas de nuevo y que
mucha gente nos vea” me comenta Bidari García, mientras que Cristofer Miñano, que ingresó a la AFE gracias al asesoramiento de varios compañeros de equipo más veteranos y se encuentra muy feliz con ellos, destaca que “para el tema de estudios te ofrecen unas becas muy buenas”. David Martín, ex-jugador de Barakaldo y Numancia y que actualmente milita en el Burgos, está muy agradecido por el trabajo que está haciendo esta asociación porque gracias a su ayuda, cada vez tienen menos problemas, aunque recalca que en ningún club de los que ha estado ha sufrido problemas de ningún tipo.

Patxi Salinas me describe también otra de las funciones de la AFE: ser el organismo donde se denuncian los impagos de los clubes. Sobre este asunto, se manifestaba, con un notable enfado, el preparador bilbaíno: “Yo creo que se deberían de tomar cartas en el asunto con los equipos de Segunda B que hacen presupuestos y luego no los cumplen. Los presupuestos son para cumplirlos, hay un presupuesto que manejar y tienes que ceñirte a él: no puedes poner un presupuesto más alto de lo que tú puedas pagar para luego no pagar. Por eso, cuando un club no paga, denunciamos ante la AFE. Los clubes tienen que hacer presupuestos que puedan cumplir y respetar a los jugadores”.

En otro orden de cosas, es interesante recoger la opinión de varios compañeros de profesión del que ha sido el culebrón del verano: el fichaje de Neymar por el Paris Saint-Germain y los 222 millones de euros que ha pagado por él el jeque Al-Khelaifi. Cristofer Miñano asegura que “es una burbuja que estamos creando más allá de la realidad”, pero que “si los clubes lo pagan es porque se pueden permitir ese dinero”. Mucho más tajante es Héctor Sánchez “son cifras desorbitadas y se les están yendo un poco de las manos… pero si ellos ponen una cláusula y el otro equipo la paga…”. Patxi Salinas lo califica como “una locura más”, aunque no le sorprende, “viendo como está el fútbol ya no sé donde está el tope que un club puede pagar por un futbolista. A mi me parecen unas cifras astronómicas, pero evidentemente es uno de los mejores futbolistas del mundo”. David Movilla se remonta a cuando el Real Madrid “rompió el mercado con los fichajes de Figo, Cristiano o Bale” para pronosticar que “en menos de dos o tres años esa cifra será superada” y sentenciar con “desgraciadamente el fútbol ha cogido una velocidad y unos números que dan vértigo”.

Como todas las historias, está también tiene un final feliz. A día de hoy, prácticamente todos aquellos que participaron en las sesiones AFE han encontrado acomodo en algún equipo, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, algo que a Martín Vázquez le provoca “una satisfacción enorme” porque “les ves felices de encontrar ese trabajo que están deseando poder realizar, acomodarse en un nuevo equipo…” para sentenciar “estoy seguro que con el rendimiento que han dado de aquí a que acabe el mercado van a acabar encontrando sitio porque son buenos profesionales y así me lo han demostrado”. Queda dicho.

Si alguien de algún equipo está leyendo esto y está interesado, puede consultar AQUÍ una lista bastante amplia de varios jugadores afiliados a AFE que actualmente están sin equipo.


(Todas las fotos han sido extraídas de las redes sociales de AFE)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s