La Quincena (1ª octubre): Billetes para Rusia

Hace un par de semanas tocaba contar que Ana Carrasco se había convertido en la primera mujer en ganar una carrera de un Mundial de motociclismo, o la gran gesta de Peter Sagan, que se proclamó campeón del mundo de ciclismo en ruta por tercer año consecutivo. Sin embargo, solo se hablaba de Catalunya, de referendos que no lo eran -o sí- y de Piolín. Sendos hitos como los citados merecían un artículo que nunca existió.

Sin embargo, sí tendrán texto las históricas clasificaciones de Islandia y Panamá para el Mundial de fútbol, la exhibición de Messi para mandar a Argentina a Rusia, la lucha sin final feliz de una Siria que cayó en la prórroga ante Australia y el arranque de la mejor competición del baloncesto europeo.

5- Comienzo de la Euroliga

euroligaDe recomendación obligada es la lectura de esta guía sobre la mejor competición europea de baloncesto, que arrancó el jueves con la sorprendente victoria del Unicaja de Málaga ante el vigente campeón Fenerbahçe. El torneo, que disputa su segunda temporada con el formato de liga regular entre 16 equipos, cuenta este año con cinco españoles: además del conjunto andaluz, juegan el Real Madrid (ganó a Efes en Turquía), Baskonia (cayó en El Pireo contra Olympiakos), Barcelona (se impuso a Panathinaikos en casa) y Valencia (perdió ante el Khimki en Rusia).

 

4- Siria se queda a las puertassiria

El habitual héroe Tim Cahill se vistió de villano para acabar con el sueño sirio de disputar su primer Mundial. Y es que Siria se ha quedado más cerca que nunca de estar entre los mejores en el que probablemente sea el momento más complicado de su historia. Inmersos desde 2011 en una guerra civil y teniendo que combatir contra el autodenominado Estado Islámico, estuvieron clasificados para la cita de Rusia durante unos minutos en la última jornada de la fase de grupos. Sin embargo, con la remontada de Irán, estuvieron momentáneamente fuera. Eso sí, apareció en el descuento Omar Al Somah para prolongar la esperanza siria.

Tocaba enfrentarse a Australia a doble partido, y tras el empate a uno de la ida, que dejaba la eliminatoria abierta, todo se decidiría en territorio aussie. Allí, volvió a marcar Al Somah. Quizá lo hizo demasiado pronto, ya que para el 13′ Cahill había anotado el empate. De cabeza, que para algo es uno de los mejores en esa faceta. Siria resistió el resto del choque y se llegó a la prórroga, pero entonces, al evidente cansancio se le sumó la expulsión de Al Mawas. Cahill hizo el 2-1, y la épica, en forma de libre directo de Al Somah, la escupió el palo en el 120′. Australia se jugará su billete a Rusia ante Honduras en la repesca intercontinental, y Siria se marcha para casa. Eso sí, lo hace con la cabeza bien alta. Lo merecían los sirios, sí. Pero el eterno Tim Cahill hizo acto de presencia.

3- Messi se mete en el Mundial

messiPrácticamente él solo clasificó a Argentina para el Campeonato del Mundo. Sus tres goles a Ecuador -el primero no lo vimos en España porque La 1 estaba emitiendo Masterchef- son una confirmación más de que es el mejor. Del momento, de la década, del siglo, y probablemente, de la historia.

Argentina se empeñó en complicarse la vida en jornadas anteriores, empatando ante Uruguay, Venezuela y Perú. En Quito solo valían los tres puntos para asegurar el pase, y los fantasmas de jugar en altura acechaban. Al ’10’, en una de las citas más importantes de su extensa y brillante carrera, todo eso le dio igual. Llegó, Ecuador marcó, y remontó haciendo tres goles. Leo Messi estará en Rusia gracias a Leo Messi. Y nos alegraremos de verle.

2- Batacazo estadounidense, hito panameñoPANAMÁ - COSTA RICA

Si la última jornada de clasificación para el Mundial en la CONMEBOL fue emocionante, la CONCACAF no quiso ser menos. Y es que todos dábamos por hecho que Estados Unidos lograría al menos un empate en su visita a Trinidad y Tobago. No fue así. Y, además, Honduras y Panamá se impusieron a los ya clasificados México y Costa Rica, dejando sin opciones al país que preside Donald Trump.

La otra cara de la moneda la protagonizó una nación que logró el pase a su primer Mundial de fútbol. Los jugadores suelen repetir cuando les preguntan por el arbitraje la frase “los árbitros unos días te dan, y otros te quitan”. En 2015, el colegiado Mark Geiger echó a Panamá de la Copa Oro en su semifinal ante México. Bielsa, siendo entrenador del Olympique de Marsella, sentenció que en ocasiones había que tragar veneno “porque todo se equilibra al final”. Así fue. El primer tanto del combinado panameño en su duelo ante Costa Rica, simplemente, no existió. No sobrepasó la línea de gol ni el 10% de la pelota. La incredulidad dio paso a la esperanza con ese tanto que suponía el empate, pues los ticos se habían adelantado en el marcador. Y Román Torres, en el 88′, convirtió esa esperanza en euforia. Al día siguiente, fiesta nacional. Había que celebrar que Panamá estará en el Mundial.

1- La enésima gesta de Islandia

islandiaHasta junio, ningún país con menos de un millón de habitantes habrá jugado un Campeonato del Mundo de fútbol. El récord, con fecha de caducidad, lo tiene Trinidad y Tobago con cerca de 1’3 millones de ciudadanos. Islandia tiene casi un millón menos. Es como si la selección de la ciudad de Alicante fuera a disputar un Mundial. La comparación no hace más que engrandecer la última hazaña de los nórdicos, que ya nos están acostumbrando a sus éxitos. No hay que olvidar que en la última Eurocopa -la primera de su historia- quedaron por delante de la campeona Portugal en la fase de grupos y eliminaron a Inglaterra en octavos de final.

El conjunto que dirige Heimir Hallgrimsson no juega el fútbol más vistoso, pero es uno de los bloques más compactos del panorama internacional. Es complicado que las selecciones jueguen como equipos al uso, ya que los futbolistas solo entrenan juntos cuatro o cinco semanas al año, pero Islandia lo consigue. Saben que no les queda otra si quieren ser competitivos, y vaya si lo son. Pleno de victorias en casa, y triunfos de prestigio fuera, como el logrado en Turquía por 0-3, para liderar un grupo en el que la Croacia de Modric, Rakitic, Mandzukic y compañía se ha tenido que conformar con la repesca, y en el que Ucrania y Turquía han quedado eliminadas.

Países del tamaño de Islandia tienen que aprovechar al máximo sus generaciones doradas, porque es probable que después vengan épocas de vacas flacas. Lo que está claro es que la camada encabezada por Sigurdsson ha roto infinidad de barreras y se ha ganado un hueco relevante en la historia del fútbol, no solo islandés, sino mundial. El cuento de hadas ‘vikingo’ no ha acabado aún.

Solo quedan seis billetes en juego para Rusia 2018, y de los 26 que ya se han repartido, ninguno ha sido para los campeones de cinco de las seis confederaciones que conforman la FIFA: Chile, Estados Unidos y Camerún verán el campeonato por televisión, mientras que Australia y Nueva Zelanda (campeones de AFC y OFC respectivamente) se jugarán su pase en la repesca ante Honduras y Perú. Quienes seguro estarán son Messi y las novatas Islandia y Panamá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s