Javier Latasa y David Arana: “Even Mud empieza ahora”

Los navegantes en la Edad Media solían guiarse por las estrellas durante las noches en alta mar. La cultura popular muestra a la celebérrima Estrella Polar como un astro particularmente brillante. Sin embargo, es bien sabido por los marineros que su luz es tan pálida que en ocasiones resulta extremadamente difícil de ver, hasta para los viejos lobos de mar.

Así se han sentido Javier Latasa (guitarrista) y David Cuesta (vocalista) en su trayectoria musical. Como si fueran navegantes errantes que cierran los ojos y rezan cada noche para seguir el rumbo de las estrellas. Ellos, junto con Iker Caballero (batería) y Sergio Vidal (bajista) conforman Even Mud, una banda bilbaína con estilo musical propio repleto de enriquecedoras influencias de rock, indie, heavy, etc.  Tras la creación del grupo harían falta más de 7 años de conciertos, castings y horas en el estudio para lanzar su primer LD. Un mes después del lanzamiento de su disco homónimo, Latasa y Cuesta recuerdan cómo vivieron su integración en el grupo, analizan su evolución musical y señalan el futuro de la banda.


Para los que no os conocen, ¿quién es Even Mud?

Javier: Even Mud es un grupo en el que cada uno tiene un estilo diferente, pero todos tenemos una visión común. El grupo comienza en 2009 cuando cuatro amigos se juntan en su tiempo libre para ensayar unas canciones. En los orígenes de la banda Javier Velasco y Gentza Villamonte eran guitarrista y cantante respectivamente. Luego empiezo a tocar con J. Velasco hasta que se va y asumo más responsabilidades.

Entre 2011 y 2015 grabamos Let us in, una pequeña demo autoproducida. Ganamos el concurso a la mejor banda de rock de Bizkaia TV y tocamos en el BEC! delante de 2000 personas para el 50º aniversario de la asociación Gorabide. También tocamos en locales como el Fnac de Bilbao, donde coincidimos con Los Zigarros. En 2015 estábamos a punto de sacar nuestro primer disco y Gentza tiene que dejarlo por motivos personales. Conocemos a David y volvemos a grabar todas las canciones con él. Realmente el grupo arranca ahora. Por eso hemos decidido que el disco sea homónimo. Las canciones tienen un estilo muy diverso. Eso es lo que caracteriza a Even Mud.

Cuando Gentza tuvo que deja el grupo, ¿cómo supisteis que David era el indicado para sustituirle?

Javier: Hicimos un casting y era con el que más química musical teníamos. No fue sencillo saber qué estábamos buscando porque ya habíamos grabado Even Mud con el anterior cantante y no sabíamos qué hacer con esas canciones. Esta es una de las causas de la larga espera que hemos tenido que hacer para lanzar este LD. Buscábamos un perfil que cubriese el registro vocal necesario para defender las canciones que habíamos grabado y así no tener que volver a empezar desde cero. Gentza tenía una voz muy cálida, mientras que David tiene más potencia y registro. Eso nos da una mayor libertad creativa.

David, ¿qué crees que aportas al grupo y por qué decidiste involucrarte en este proyecto?

David: Aporto la labor de frontman. Estar ahí delante, viviendo el momento y animando al público. También aporto a nivel creativo porque componiendo tenemos mucha química y cuando ensayamos, aunque a veces nos cueste (ríe mientras mira a Latasa), salen temas muy originales. Entré en el grupo y las canciones de este disco estaban grabadas con una melodía y letra totalmente distintas. Les dije que no quería escuchar el disco, solo oír las bases instrumentales (guitarra, batería y bajo) para poder construir nueva líneas melódicas y letras sobre ellas. Iba a los ensayos con una melodía tarareada. De hecho, tenemos un disco grabado sin la letra de las canciones, solo con tarareos. A partir de ahí, pienso en qué sentimientos me transmite la canción. Sin duda, la parte más compleja es transformar esto en una letra que cuente una historia. De los 12 temas, solo hay 2 que se han mantenido con la melodía y la letra original: Evil y Viperous. Porque me parecía que ya estaban bastante bien elaborados. No supe mejorarlos.

¿Cuáles fueron los momentos más duros de la banda y cómo los superasteis?

Javier: Hemos tenido momentos de mucha inestabilidad. Principalmente cada vez que uno de los miembros ha tenido que dejar el grupo. Es un palo porque habían realizado numerosas grabaciones. Hemos tenido mucha suerte con David. Cuando alguien nuevo entra al grupo, se encuentra en una postura defensiva porque tiene la pesada responsabilidad de defender su estilo frente al que reside en las mentes de los componentes de la banda. Entendemos que es algo lógico y muy común en este mundillo. Sin embargo, no concibo el grupo sin estos momentos. Gracias a ellos hemos consolidado un sonido que empieza con este disco.

 



¿Cuál es vuestro tema favorito? y  ¿cuánto dura el proceso creativo de la composición?

Javier: House of despair y Evil. Por un cariño especial que les tengo a esos temas. La idea armónica principal suelo llevarla yo porque mis conocimientos musicales me facilitan la tarea. Pero de ahí al resultado final, cambiamos bastantes cosas. Lo bueno son las sugerencias que nutren la idea inicial.


David: A mí en general me gustan todos pero he de reconocer que hay algunos a los que les tienes un cariño especial. Mi tema favorito es House of despair o Think in a future.  Una anécdota curiosa es que como el grupo ya estaba hecho, las canciones tenían otros nombres antes de que me uniera. Hemos estado ensayando con el nombre original, así que ahora nos cuesta acordarnos del nombre definitivo. Por ejemplo, Electric fire se llama ahora Lose your mind. La mayoría de la gente tira hacia Evil, pero me ha sorprendido  las respuestas de muchas personas que les gustaban canciones diferentes a las que nosotros pensábamos que iban a ser el single. Canciones como Dreams o Think in a future también han gustado. 

El proceso creativo no tiene un tiempo fijo. No tardo en componer la melodía, pero la letra me exige desarrollar una historia. El tiempo depende del día. Cuando empecé a escribir las letras estaba saliendo con una chica, y hay un par de canciones en las que se refleja mucho eso.

¿Por qué la carátula de vuestro nuevo disco es una caja fuerte?

Javier: Había varios diseños creados gracias a la ayuda de un antiguo miembro del grupo y diseñador gráfico. Nos gustaba la imagen de un yunque con el nombre del grupo grabado a fuego. Cuando vino David decidimos replantearnos esa idea. Notamos que teníamos un sonido más compacto y lleno de potencia. Intentamos plasmar esta idea en el disco y se nos ocurrió lo de la caja fuerte, que alberga nuestro pequeño tesoro: el disco dorado. La mayoría de la gente que tiene un LD autoproducido hace algo básico para venderlo barato y sacar rentabilidad. Nosotros no ganamos dinero. Lo vendemos a precio de coste. Hemos intentado hacerlo lo mejor posible sin escatimar en detalles.

Convencedme para que compre vuestro disco, ¿qué aporta al oyente?

Javier: Como profesor musical tengo alumnos de todas las edades y a todos les llega algo. Hasta mi hijo pequeño se sabe el estribillo de Evil (sonríe con orgullo paternal). Nos parece un sonido actual, fresco y el disco tiene un registro muy amplio que puede llegar a mucha gente. Te vas a sentir identificado en alguna canción.  

David: Es un disco muy dinámico y gana mucho en los directos. Soy un cantante de directo con una trayectoria musical relativamente corta (empieza en 2011). Me ha costado adaptarme a grabar en estudio. He cantado en el Euskalduna delante de 5.000 personas y he hecho muchos directos. Pero hasta ahora no había tenido que grabar en un estudio. Allí me cuesta repetir las estrofas. En cada intento lo hago distinto. Depende de cómo lo sienta en el momento. Nuestro técnico Saúl me decía que mi primer intento era el más natural y el mejor.

Resulta llamativo que siendo un grupo de Bilbao la mayoría de vuestras canciones estén en inglés, ¿podéis estar perdiendo oyentes potenciales por eso?

Javier: Cuando llegué al grupo ya cantaban en inglés y al anterior vocalista se le daba especialmente bien. Consideraban que era algo más melódico. Empezaron con esa dinámica y hoy la mantenemos porque nos gusta el resultado final. Es verdad que puede que perdamos oyentes potenciales, pero la música la hacemos para nosotros. Si a la gente le gusta es un plus. Con las letras en el libreto es mucho más llevadero para aquellos que no sepan inglés.

David: No creo que estemos perdiendo oyentes. El inglés, al igual que la música, es un lenguaje universal. Tenemos entrevistas con revistas internacionales que no se hubieran fijado en nosotros de no ser por eso. Si estuviese en castellano, sería como restringir todas las canciones a un único género, llegaría a menos gente. A nuestro estilo musical le favorece el inglés.

 


El negocio de la música ha experimentado un cambio radical en la última década. ¿Qué mueve a los jóvenes músicos para empezar en este mundillo?, ¿está saturado el mercado?

Javier: Creo que la mayoría de personas empiezan sin ánimo lucrativo. Se juntan amigos que ponen pensamientos en común para hacer algo que les gusta, algo propio. Cuando empiezas a destacar tienes más ambiciones y haces todo lo posible por mejorar. Te lo tomas más en serio.

David: Ejerzo de profesor de canto sin tener estudios musicales. Trabajo de informático en el parque tecnológico de Zamudio, pero mi pasión musical y mis ganas de aprender me han ayudado. Soy autodidacta. Empecé en la música como un hobby, pero poco a poco acabó siendo un trabajo. El mercado está saturado por el hecho de que es muy abierto. Como decía Kurt Cobain: “si tienes un garaje y unos amigos, ya puedes hacer un grupo”. Para mí la música es juntarse entre amigos y tocar algo.

¿Qué opináis de la piratería?, ¿se puede impedir o es algo con lo que hay que aprender a vivir?

David: Yo lo entiendo. Por eso subimos el disco a Spotify. Lo creamos para compartirlo con el público. Si les gusta y quieren apoyar al grupo, lo compran. Prohibiendo a la gente no te va escuchar nadie. Siendo un grupo famoso, ya encontrarán la manera de descargarlo pirata. Creo que la música es algo muy abierto contra lo que no se puede luchar. Solo nos queda ofrecer una experiencia inolvidable en nuestros conciertos. Y para que la gente vaya al concierto, necesitan conocerte por otros medios. Apoyo la piratería porque difunde la cultura musical y la abre a todo el mundo. Yo no voy a prohibir a nadie escuchar nuestro disco. No hay ningún artista que viva de las ventas de discos.

Para finalizar, ¿dónde podemos escucharos próximamente?

David: Tenemos la presentación del disco el 18 de noviembre en la sala Azkena. Tiene un aforo limitado de 350 personas. Esperamos llenar el local. Sin duda una fecha importante para todos.

 

Disco completo en Spotify

Lyric Videos en Youtube

Sigue al grupo en Facebook

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s