El entrenador que llevó a los humildes del barro al cielo

Hay equipos que sueñan con llegar a lo más alto y nunca lo consiguen. Hay otros que tienen la suerte de aglutinar a una generación magnífica de jugadores o contar con un gran entrenador y gozan de la gloria durante un breve periodo de tiempo. Este segundo fue el caso del Derby County y el Nottingham Forest. Dos equipos cuya rivalidad es una de las más interesantes de todo el panorama futbolístico inglés —apenas 15 millas separan ambas ciudades— y que tocaron el cielo gracias al mismo entrenador. Abandonaron el barro para inscribir sus nombres en los anales del fútbol inglés. No es casual que la carretera que une ambas ciudades fuera nombrada en honor al mítico Brian Clough. Este comandó a estos dos humildes hacia la gloria. Un entrenador carismático, directo en sus declaraciones, incluso arrogante, pero al que el mundo del fútbol lloró tras su fallecimiento en 2004 y una figura que pervive en el recuerdo de los aficionados al fútbol sin importar el color de sus camisetas. De hecho, es considerado uno de los mejores entrenadores de fútbol ingleses de todos los tiempos. Este domingo, el Pride Park Stadium de Derby acogerá el enfrentamiento entre los dos equipos de las Midlands del Este. Derby y Nottingham rendirán homenaje, una vez más, al mítico Brian Clough.

Carrera como futbolista

Brian Clough nació allá por el año 1935 en la ciudad inglesa de Middlesbrough. Su padre era un gran aficionado del equipo local y transmitió esta devoción a sus hijos. Así, Brian comenzó pronto a pegar patadas a un balón. Llegó a la cantera del Middlesbrough Football Club, pero se vio obligado a prestar su servicio militar en 1953, de modo que tuvo que apartar las botas durante algún tiempo.

Una vez finalizada su prestación militar, Brian regresó a casa y se hizo con un puesto en el primer equipo del Boro, que militaba por aquel entonces en la Second División inglesa. Fue un prolífico delantero, con 204 goles en 222 partidos. En 1961, el Sunderland, que competía también en la segunda categoría, lo fichó por una suma que ascendía a las 42 000 libras. Sin embargo, pese a un buen inicio con el nuevo combinado, una lesión del ligamento cruzado anterior le obligó a apartarse de los terrenos de juego.

Clough de futbolista.jpg

Brian se perdió dos temporadas con su equipo, que consiguió ascender a la First Divison, la máxima categoría. Jugó tres partidos en primera división y anotó un gol, pero las secuelas de la grave lesión que había sufrido hicieron que tuviera que retirarse. Su último club le rindió un homenaje con un partido entre el propio Sunderland, en el que jugó Clough de delantero pese a la lesión, y un combinado de jugadores de la selección inglesa y el Newcastle, máximo rival del Sunderland por su proximidad geográfica.

En el pozo de la Second Division

Habiendo colgado sus botas, Brian decidió continuar en el mundo del fútbol y consiguió el puesto de entrenador en el Hartlepools United, de la cuarta categoría inglesa. Contaba tan solo con 29 años, por lo que se convirtió en el entrenador más joven de la Football League. Allá coincidió en los banquillos con Peter Taylor, con quien ya había compartido vestuario siendo este portero y Clough delantero en el Middlesbrough. Comenzaba aquí una relación que se prolongaría durante varios años. Las disensiones con el presidente del Hartlepools provocaron la marcha de ambos entrenadores.

Dicen que Roma no se construyó en un día, pero es que yo no estaba al mando de ese trabajo.

La dupla Clough-Taylor llegó entonces  a la ciudad de Derby. El equipo local, el Derby County, se encontraba en el pozo de la Second Division, luchando por no descender. Llevaron a cabo profundos cambios tanto en el equipo como en la faceta extradeportiva. Además, Taylor destacó por su olfato para fichar a jugadores de no mucho renombre pero que rendían a la perfección bajo su mando. Así, llegaron a Derby futbolistas como Roy McFarland, Dave Mackay o John McGovern, que hoy en día son recordados como héroes del equipo.

Clough y Taylor en el Derby.jpg

Comandado por Clough y Taylor, el Derby County consiguió salvar los muebles en la primera temporada y mantenerse en la Second Division. Al año siguiente, se proclamaron campeones de la categoría y ascendieron a la primera división del fútbol inglés. Tras dos campañas en las que el equipo de los carneros finalizó cuarto y noveno, el Derby consiguió el título de liga en la 1971-72, una hazaña sin precedentes.

Esto le permitió al Derby participar en la Copa de Europa, en la que incluso alcanzó las semifinales. Sin embargo, cayó derrotado ante la Juventus en Turín por 3-1, en un encuentro marcado por la polémica. Como era propio de él, Clough hizo unas declaraciones bastante duras. «No voy a hablar para esos bastardos tramposos», dijo refiriéndose a los periodistas italianos. Además, hizo alusión a la falta de valores de los italianos durante la Segunda Guerra Mundial. Esto suscitó las críticas de los medios ingleses, ya que creían que desmejoraban la imagen del fútbol inglés. El partido de vuelta también fue muy polémico. De hecho, varios periodistas ingleses denunciaron la conexión entre miembros de la Juventus y el equipo arbitral. Aun así, el Derby cayó eliminado, a las puertas de la final. A pesar de todo, para un equipo de una pequeña ciudad, que había estado olvidado, en el pozo de la segunda división durante muchos años, llegar a la Copa de Europa fue todo un éxito y la hazaña de Clough está grabada en la mente de todos los aficionados al fútbol de la ciudad.

¿Hooligans? Bueno, para empezar están los presidentes de los clubes.

Pese a todos estos logros, la relación entre Clough y el presidente del club nunca fue buena. A Brian le caracterizaba la libertad con la que se tomaba el manejo del equipo, para el que fichaba jugadores sin dar a conocer sus intenciones al presidente. Este se enteraba mucho después de que tenía que pagar. La relación se deterioró más y más hasta que, tras las críticas recibidas desde la dirección, Clough y Taylor presentaron su dimisión. Aunque los jugadores se reunieron para escribir un comunicado para pedir su vuelta y la afición inició una campaña contra la directiva intentando que regresasen, no tuvieron éxito y ya no volverían al equipo del Baseball Ground.

44 días de infierno en Leeds

Clough y Taylor pusieron rumbo hacia la sureña ciudad de Brighton & Hove, que contaba con un equipo en la tercera división, cuyos dueños eran ambiciosos y querían sacarlo de aquel pozo. No había mejor entrenador para la tarea que Clough. Sin embargo, este marchó pronto, tras menos de una temporada a cargo de las gaviotas. Así, Taylor se quedó al frente y la pareja se separó por primera vez en cerca de una década.

El destino de Clough era el Leeds United, vigente campeón de Inglaterra. Don Revie había sido el entrenador encargado de encaramar a los de Ellan Road a lo más alto del fútbol inglés, pero ante la pésima situación en la que se encontraba la selección, tuvo que dejar el equipo para ponerse al frente de ella. Clough fue el elegido para sustituirlo.

La película The Damned United narra la llegada de Brian a Leeds. Muestra el odio que Clough profesaba al estilo de juego impuesto por Revie, ya que consideraba que sus jugadores eran muy sucios, unos tramposos. Nada más llegar a Leeds, Clough fue tajante con sus jugadores:

Hasta donde yo sé, podéis tirar todas esas medallas que habéis ganado estos años a la basura, ya que las ganasteis todas robando.

Esto, lógicamente, agravó las relaciones entre él y sus nuevos jugadores, que desde el inicio mostraron una predisposición a ponerle las cosas difíciles. En el filme se pueden apreciar varios encontronazos entre el entrenador y los futbolistas. El hecho de no congeniar provocó que el Leeds protagonizara un inicio de liga desastroso, su peor en veinte años, muy por debajo de las expectativas fijadas para un equipo que defendía el título. Así, tras solo 44 días en el cargo, Clough fue despedido. Como era propio de él, sus declaraciones al conocerse la decisión fueron picantes:

Hoy es un día espantoso… para el Leeds United.

La película muestra también, aunque adaptada a las necesidades de un guion, una entrevista en la que participaron tanto Clough como Reavie. En ella se pueden apreciar cruces de duras declaraciones, con las que Brian intenta excusar su fracaso con el Leeds achacándolo a las dificultades para fichar jugadores y a la poca confianza recibida, mientras que Reavie se regodea de su éxito en los años previos y de la ineficacia de Clough. Toda una joya. Algo que estos días yo no se ve.

Nottingham: la historia se repite

El río Trent [que cruza Nottingham] es precioso. Lo sé muy bien porque he caminado sobre sus aguas durante 18 años.

Sin equipo a mitad de temporada, Clough no dudó en aceptar la oferta del Nottingham Forest. Vuelta a empezar. Un equipo en horas bajas, luchando por la permanencia en la Second Division, como había sucedido años antes con el Derby, ciudad a poco menos de 15 millas de Nottingham. Pocas veces se verá hoy en día a un entrenador que, tras fracasar en un equipo de la élite, continúe su carrera en un combinado de una categoría inferior. Clough fue el auténtico ‘special one’, el original.

Clough reforzó el equipo con jugadores que ya lo habían acompañado durante sus etapas previas en otros clubes. En las dos primeras temporadas al frente del equipo del City Ground, Brian consiguió que el conjunto se estabilizara en la mitad de la tabla. Al finalizar la segunda, Taylor volvió de Brighton para volver a entrenar junto con Clough. Así, en la primera temporada en la que compartieron banquillo de nuevo, el Nottingham clasificó tercero y ascendió a la First Division.

Clough y Taylor

Los éxitos de la dupla al frente del Forest no tuvieron precedentes. En la primera campaña en la máxima categoría, la 1977-78, tras reforzarse con jugadores poco conocidos pero aptos, el Nottingham consiguió el doblete al proclamarse campeón de liga y copa. Además, el Forest se mantuvo imbatido durante 42 partidos, un récord que perduró hasta 2004.

No diría que fui el mejor entrenador, pero estaba dentro del top 1.

Lo logrado por Clough y Taylor al frente del Forest fue increíble. En cuanto a trofeos domésticos, el Nottingham ganó una liga, cuatro Copas de la Liga y una Community Shield —similar a la Supercopa en España—. Asimismo, triunfó en el fútbol continental al ganar dos Copas de Europa consecutivas y una Supercopa frente al Fútbol Club Barcelona. En la decimoctava temporada de Clough al frente del Forest, el equipo descendió a la Second Division tras 16 años en la máxima categoría y este se retiró. El Forest no ha vuelto a vivir jamás un periodo de semejante esplendor. El paso de Brian Clough, cuyo nombre encabeza una de las gradas del estadio del Nottingham, marcó a toda una ciudad que vivió unas temporadas gloriosas.

Peter Taylor, su fiel escudero

La arrogancia de Clough no pasaba desapercibida. De hecho, se le conocía con el sobrenombre de «viejo creído», y él mismo aseguraba que se llamaba a sí mismo de tal manera para recordarse que no había de serlo. Una personalidad tan fuerte como la suya necesitaba un contrapeso, alguien que consiguiera ponerlo de vez en cuando en su sitio. De tan difícil tarea se encargó Peter Taylor.

Taylor y Clough con trofeo.jpg

Coincidieron como jugador y portero en el Middlesbrough y años más tarde, comenzaron su andadura como primer y segundo entrenador en el Hartlepools United. Juntos, llegaron a lo más alto del fútbol. Taylor tenía una gran agudeza para ver el talento en jugadores de no mucho renombre y mérito suyo fue que consiguiesen configurar equipos tan competentes y llevar del barro de la Second Division a los grandes estadios de la primera categoría tanto al Derby County como al Nottingham Forest. Mientras que Taylor era más comedido, era Clough quien se encargaba de dar, por ejemplo, las charlas motivacionales a sus jugadores. En una ocasión, Brian dijo lo siguiente: «No estoy dotado para entrenar con éxito sin Peter Taylor. Yo soy el mostrador de la tienda y él es todos los productos guardados en el almacén».

Se tenían mucho aprecio y respeto y su relación personal era muy estrecha, hasta tal punto de que sus familias compartían vacaciones y realizaban muchas actividades juntas. Ambos son recordados con gratitud en las dos ciudades. De hecho, hay una estatua de los dos en el Pride Park Stadium de Derby.

Clough y Taylor, estatua.jpg

No obstante, su relación se deterioró mucho a raíz de algunos incidentes. En 1982, Taylor dejó de ser asistente de Clough y regresó como primer entrenador al Derby County. El Derby fichó a un jugador del Nottingham sin que Taylor se lo comunicara a Clough. Este atacó a su exayudante, llamándolo víbora. Además, dijo: «Nos cruzamos todos los días en la carretera cuando vamos a trabajar. Sin embargo, si su coche se averiase un día y lo viese haciendo dedo, no lo cogería, lo atropellaría». Pese a todos los años juntos, los éxitos compartidos, los momentos vividos, no se volverían a hablar jamás después de aquello.

Peter falleció en 1990. Cuando le comunicaron a Clough lo sucedido por teléfono, este debió de enmudecer y echarse a llorar desconsoladamente. Asimismo, llamó a la familia de Peter para expresar sus condolencias y acudió al funeral. Le dedicó a Taylor, asimismo, su autobiografía, publicada en 1994, con las siguientes palabras: «A Peter. Una vez me dijiste: “Cuando ya no esté, tu vida no será tan alegre”. Tenías toda la razón».

Los últimos años del viejo creído

Estoy seguro de que los mandamases de la selección inglesa creían que si me contrataban y me confiaban el empleo, me pondría a dirigir todo el cotarro. La verdad es que son muy listos: eso es exactamente lo que habría hecho.

Tras su retirada del Nottingham en 1993, Clough no regresó a los banquillos, a pesar de que sonó para algunos de ellos. Asimismo, fueron muchos los que pidieron que el de Middlesbrough dirigiera la selección inglesa. Fue el eterno candidato a hacerlo. Sin embargo, siempre se rumoreó que sus declaraciones y todas las polémicas que suscitaba no eran del gusto de la FA, la asociación del fútbol inglesa.

Brian Clough final.jpg

Clough se abandonó al alcohol tras dejar el fútbol. Aunque ya arrastraba problemas de alcoholismo desde hacía décadas, la situación se agravó. En 2002 publicó una autobiografía titulada Cloughie: Caminando sobre el agua, en la que abordó su problema con la bebida. En unas declaraciones acerca del libro, comentó lo siguiente: «¿Caminar sobre el agua? Supongo que mucha gente estará diciendo que, en vez de caminar sobre ella, debería haberla tomado más en mis bebidas. Tienen toda la razón»

Diagnosticado de cáncer de hígado y pese a conseguir un trasplante, Clough falleció el 20 de septiembre de 2004. A su funeral, que se celebró en el estadio del Derby, acudieron 14 000 personas. Su impronta en el mundo del fútbol es imborrable.

No quiero epitafios de frases profundas ni nada de ese rollo. He aportado algo. Espero que eso sea lo que digan de mí, y ojalá le haya gustado a alguien.

El derbi del domingo

Este domingo, Derby County y Nottingham Forest se enfrentan en un duelo liguero en el Pride Park Stadium. La rivalidad existente entre ambos clubes por la proximidad geográfica se ve avivada por la cantidad de jugadores y entrenadores que han desempeñado sus funciones para ambos equipos. Clough y Taylor elevaron a ambos equipos a la gloria e incluso entrenaron cada uno a uno de ellos simultáneamente. Además, cerca de 30 jugadores han vestido tanto la camiseta blanca como la roja —incluido el hijo de Clough, que entrenó además al Derby— y muchos entrenadores se han sentado en los banquillos de los dos.

Como en cada partido que los enfrenta, el ganador —si es que lo hay— se llevará el trofeo Brian Clough. Sin duda alguna, cuando el balón empiece a rodar, todos, jugadores, entrenadores y aficiones, pensarán en aquel hombre que una vez los hizo grandes, que los sacó del barro y los llevó a lo más alto del fútbol. El viejo creído. Brian Howard Clough.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s