16 jugadores a seguir en la Euroliga

Segunda temporada de esta nueva era de la Euroliga, fundamentada en un formato controvertido que recoge opiniones enfrentadas: por un lado, aquellos que lo consideran atractivo por el mero hecho de que la juegan los mejores equipos de Europa y que todos los partidos tienen algún interés. Por otro, aquellos que piensan que es el pre-proyecto de una superliga europea que aglutina a los mejores clubs del continente, con un sistema escasamente flexible y que apenas premia los méritos deportivos en sus respectivas ligas domésticas en pos de la economía.

O dicho de otra forma: a Jordi Bertomeu, director de Euroleague Basketball, le da absolutamente igual si un determinado equipo se ha ganado en la cancha el privilegio de jugar la principal competición europea: si no tienes dinero, no juegas. Eso explica que, por ejemplo, este año jueguen la Euroliga el Maccabi de Tel Aviv, tercer clasificado de la liga israelí -el campeón, el Hapoel de Jerusalén, juega Eurocup- o el Armani Jeans Milano, eliminado en semifinales de la liga italiana -el Umana Reyer Venecia, campeón de liga, jugará la Champions League-. Un despropósito vamos, pero una demostración más de que en la vida, lo que te abre puertas es el dinero, y no los méritos.

Nos encontramos por tanto, con una Euroliga más americanizada, cercana a la NBA y que en mi opinión, acabará mermando la influencia y el poder de las ligas domésticas por las razones anteriormente mencionadas. Sin olvidarnos de que este calendario tan largo -mínimo 30 partidos- acaba ocasionando daños colaterales: lesiones, fatiga, falta de competitividad y bajar los brazos cuando ya está todo el pescado vendido…

Pero esta “americanización” no solo ha llegado al sistema de competición. Mirad sino el vídeo promocional que ha realizado la propia Euroliga, algo que otrora era una auténtica obra de arte, ya que aglutinaba en pocos minutos varios momentos espectaculares de la competición. Ahora en cambio… Miradlo con vuestros propios ojos:

¿Notáis algo que os recorre la espalda? Se llama vergüenza ajena amigos, yo también lo he sentido al verlo. Tampoco soy un experto en negocios, pero no sé a qué mente brillante se le ocurrió la magnífica idea de poner a rapear a tíos de metro noventa con menos ritmo que una lavadora… Un aplauso para él.

Pero centrándonos en lo que importa, que es el baloncesto, volveremos a ver un año más a los mejores equipos de Europa peleando por jugar la Final Four. Y estemos de acuerdo o no con cómo se organiza la competición, acabaremos cayendo como mirlos para ver algún que otro partido. Cómo nos conocen…

 


Anadolu Efes – Josh Adams

Uno de los bases más destacados de Europa la temporada pasada da el salto a la principal competición de clubes de la mano de un entrenador y un equipo que le viene como anillo al dedo. Un base rápido, fuerte e intenso con una capacidad de salto y una habilidad impresionante para entrar a canasta. Su entrenador, Velimir Perasovic, ya consiguió exprimir a tope a un jugador como Mike James, de características muy similares a las suyas y en un estilo de juego como el que practicará el Efes debería ser capitán general. Nos acostumbraremos cómo algún mate suyo se cuela entre las mejores jugadas de la jornada.

El equipo turco ha realizado una gran inversión este año, atrayendo un gran número de jugadores americanos que aumentarán la calidad del equipo. Seguirán soñando con alcanzar la Final Four, pero deberían fijarse en sus vecinos del Fenerbahçe, que ha conseguido triunfar sin derrumbar y reconstruir año tras año.

Otros jugadores a seguir: Bryant Dunston será un seguro bajo canasta y aportará intimidación y buena defensa, Errick McCollum es un gran anotador pero que peca de ser demasiado individualista y Derrick Brown será la correa de transmisión entre ataque y defensa, con la obligación de aportar en ambas canastas.

 

AX Olimpia Milán – Andrew Goudelock

Reconstrucción total y absoluta en el peor clasificado la temporada pasada. Bajo la dirección de Jasmin Repesa -todavía no me explico como a este hombre le pueden seguir dando banquillos- un equipo histórico como este, que siempre tiene la presión de ganar al menos la liga, atravesó una de las peores rachas de resultados de su historia, lo que acabó agotando la paciencia del señor Armani. Por tanto, su apuesta para este año es realizar un cambio de timón contratando bastantes jugadores americanos y algún que otro talento italiano como Fontecchio, Cinciarini o el veterano Marco Cusin.

De entre todas las nuevas incorporaciones destaca con luz propia la “mini Mamba” Andrew Goudelock, un anotador puro con un tiro de tres letal y que querrá redimirse tras una mala experiencia en el Maccabi de Tel Aviv. Si consigue alcanzar de nuevo su mejor forma, será uno de los mejores jugadores de esta edición de la Euroliga y todo un lujo verle dominar la cancha.

Otros jugadores a seguir: El juego interior formado por Cory Jefferson y Patric Young; fuertes, altos e intimidadores. En el juego exterior, Dairis Bertans, un jugador de sobra conocido por todos los seguidores de la ACB: escolta rápido, con buena muñeca pero bastante irregular y de rachas.

 

Brose Bamberg – Quincy Miller

Otro jugador que querrá renacer tras pasar la pasada temporada por el Maccabi de Tel-Aviv, aunque su caso difiere bastante del de sus compañeros, puesto que pasó gran parte de la temporada lesionado tras romperse la rodilla jugando una pachanga con sus amigos. Tras no triunfar en la NBA, dio el salto a Europa de la mano del Estrella Roja de Belgrado y se convirtió en una auténtica sensación: jugador total, con una muñeca fiable y un despliegue físico inmenso -segundo máximo taponador de la temporada 2015/2016- su incorporación supone un auténtico salto de calidad para un equipo como el Brose Baskets, que lleva varios años moviéndose realmente bien en el mercado.

Dirigidos por Andrea Trinchieri, uno de los mejores entrenadores de Europa, se tendrán que reponer de una baja como la de Nicolo Melli, uno de los mejores jugadores de la pasada Euroliga, y con este fin, se han reforzado realmente bien, incorporando a jugadores contrastados como Daniel Hackett o Ricky Hickman, además de una joven promesa como Luka Mitrovic. Alcanzar los playoffs sería una quimera, pero seguro que en su cancha le complicarán la vida a los más grandes y será un equipo muy divertido de ver.

Otros jugadores a seguir: Los ya mencionados Daniel Hackett y Ricky Hickman, dos exteriores fiables que serán sus principales armas en ataque y en defensa. Maodo Lo, un base muy físico, será el encargado de suplirles cuando no estén en cancha.

 

Crvena Zvezda MST – Taylor Rochestie

Uno de los equipos históricos de Europa ha tenido que rehacerse completamente este verano tras una grave crisis económica, de la que salieron gracias a la contribución económica de sus aficionados, que donaron dinero al club para que pudiese pagar las distintas deudas que tenía. Este año, por tanto, será difícil que alcancen los playoffs, aunque el Pionir será una caldera que los equipos visitantes tendrán pocas ganas de visitar.

Nutriéndose principalmente de su inagotable cantera y del talento local, solo fichan a jugadores extranjeros que les aporten un grandísimo salto de calidad respecto a lo que tienen. Este año, uno de los jugadores a los que le encomiendan esta tarea es Taylor Rochestie, un raza blanca tirador de muñeca de seda y que ya ha dado muestras de su calidad en temporadas pasadas. Pero Rochestie no es un jugador unidimensional, ya que también tiene una gran visión de juego y es lo suficientemente fuerte y rápido como para poder entrar a canasta.

Otros jugadores a seguir: El veterano Pero Antic, que viene con una Euroliga más debajo del brazo. James Feldeine tendrá bastante responsabilidad anotadora y Matthias Lessort tendrá que dominar debajo de la canasta.

 

CSKA Moscú – Nando de Colo

Como ya comenté en su momento, el escolta francés volvió mucho mejor jugador de su experiencia en la NBA. Erigido como absoluto líder de este equipo tras la marcha de Milos Teodosic a los Clippers, deberá aportar su capacidad de anotación y la suficiente consistencia cómo para demostrar que él es el que manda, algo que era uno de sus principales defectos cuando jugaba en la ACB y que parece haber solucionado tras su etapa en San Antonio.

Cada vez más “equipo” y menos constelación de estrellas, bajo la dirección de Itoudis han realizado un juego ofensivo, frenético y divertido que no tiene nada que ver con el basket control que practicaban con Ettore Messina. Jugadores como Will Clyburn o el eterno Viktor Khyrapa, aportarán los tan manidos intangibles que otros jugadores no les daban. Su única aspiración debería ser el título, no deberían conformarse únicamente con llegar a la Final Four, donde tan acostumbrados están a caer.

Otros jugadores a seguir: Kyle Hines, el mejor pívot undersized que jamás haya pisado una cancha europea, Sergio Rodríguez, el mejor sustituto posible de Milos Teodosic junto a Leo Westermann, que aportará el contrapunto al Chacho con una dirección mucho más sobria.

 

Fenerbahçe Dogus – Jan Vesely

El campeón tendrá que aspirar a repetir el título. Bajo la dirección de Zeljko Obradovic, llevan varios años haciéndolo muy bien y confiando en un bloque más o menos reconocible, ajustando varias piezas con las que aumentan el nivel competitivo. Uno de estos jugadores es el pívot checo Jan Vesely, con un gran juego de cara a canasta, un despliegue atlético impresionante y una muñeca cada vez más fiable, se ha erigido como uno de los mejores jugadores del continente. Rechazando ofertas de otros equipos similares y de algún que otro equipo NBA, ha demostrado una lealtad a los colores que no se mostraban muchos cuando llegaban a la liga turca, donde llenaban su cartera hasta que viniese un equipo mejor.

Jason Thompson será el sustituto de Ekpe Udoh en el juego interior, mientras que la responsabilidad exterior la llevarán Brad Wanamaker y Ali Muhammad. La polivalencia de Luigi Datome será el comodín perfecto tanto en ataque como en defensa. Zeljko Obradovic se ha vuelto a rodear de jugadores muy polivalentes, que pueden rendir en más de una posición y aportar en bastantes facetas.

Otros jugadores a seguir: Los ya mencionados Brad Wanamaker y Luigi Datome. El primero, un jugón, el segundo, un comodín indispensable para Obradovic. Importante también en el esquema del serbio la aportación de Kostas Sloukas, director o anotador según se tercie.

 

Khimki Moscow Region – Alexey Shved

Al jugador mejor pagado de Europa se le hizo bastante grande la NBA y en su retorno a Europa ha demostrado que es uno de los mejores anotadores del continente, siendo capaz de anotar tanto por fuera como por dentro, gracias a su talento nato para penetrar a canasta. MVP de la pasada edición de la Eurocup, será por tercer año consecutivo el líder de este clásico moderno del baloncesto europeo.

Dirigidos por Georgios Bartzokas, el que para muchos fue el principal culpable de la estrepitosa temporada del FC Barcelona, llega a la capital rusa con ganas de volver a demostrar que es uno de los mejores entrenadores del continente. Le acompañarán jugadores contrastados en Europa como Stefan Markovic o James Anderson  y novatos con muy buena pinta como el pívot Anthony Gill, que viene de hacerlo realmente bien en Turquía. Su objetivo: llegar a los playoffs.

Otros jugadores a seguir: Anthony Gill, un pívot intimidador y reboteador pero con muchísima calidad. James Anderson, un jugador que fue titular en los Sixers y que ya lo hizo muy bien en sus anteriores experiencias europeas. Mucho ojo también con Marko Todorovic, un pivot de una calidad tremenda y que es una debilidad personal.

Maccabi FOX Tel Aviv – Jonah Bolden

Un caso curioso: estrella en el instituto, que jugó un año en UCLA y abandonó la universidad para pasar al profesionalismo y ganar pasta gansa. Tras hacerlo realmente bien en el FMP serbio, el Maccabi pagó su cláusula al Estrella Roja, club que le cedió, para que disputase esta temporada en el conjunto israelí, aunque estuvo a punto de marcarse un Demichelis yéndose a la NBA -drafteado por los Sixers en el puesto 36-.

Un pivot moderno, de los que miden 2,10 pero que corren la cancha como un alero, tiran de tres, rebotean y ponen tapones, ya dominó en Serbia y su próximo paso será dominar la competición europea de la mano del equipo más potente del continente asiático. Tras dos años donde han dado auténtica pena, querrán redimirse de la mano de un entrenador contrastado como Neven Spahija y su política de refuerzos consistente en debilitar a sus principales rivales de la liga israelí. Su objetivo debería ser alcanzar los playoffs, no se les exige menos.

Otros jugadores a seguir: John DiBartolomeo, un jugador hecho a sí mismo en las categorias LEB y que fue MVP de la pasada liga israelí. Norris Cole, un base con muchísima experiencia en la NBA y que veremos cómo se adapta al baloncesto europeo y una curiosidad: el ala-pivot Karam Mashour, jugador de orígen palestino y primer musulmán en vestir la camiseta amarilla.

 

Olympiacos – Vasilis Spanoulis

Sobran las palabras para definir a uno de los mejores jugadores europeos de la historia. “Kill Bill” será un año más el líder del equipo de El Pireo tanto dentro como fuera de la cancha. Sus características, las conocemos de sobra: una gran visión de juego, jerarquía en la cancha y un pulso de acero que le permite ser el mejor jugador europeo en el clutch time, cuando se juegan las castañas.

Todos los años se dice que esta temporada será cuando le llegue el declive y baje su rendimiento, pero a final de temporada sigue siendo el jugador más determinante del Olympiacos. Este año, por tanto, será de suponer que seguirá con este rol, aunque le deberán de ayudar otros jugadores importantes como Vangelis Mantzaris, Janis Strelnieks o Kostas Papanikolaou. Al más puro estilo San Antonio Spurs, nadie se acordará de ellos hasta marzo, cuándo se verá que están en los puestos de arriba de la clasificación. Llegarán a la Final Four, donde serán el equipo más débil del cuadro, y se acabarán colando en la final, dónde si no la ganan, pondrán en gravísimos apuros a su rival. Cómo si no lo supiera…

Otros jugadores a seguir: Brian Roberts y Hollis Thompson, dos jugadores con mucha experiencia NBA y que serán la principal aportación desde el banquillo. En el juego interior, tengo ganas de ver a Giorgios Bogris, un currante que no aportará mucha calidad, sino trabajo, trabajo y trabajo.

 

Panathinaikos Superfoods – Zach Auguste

Grecia ya se ha apresurado a nacionalizarle, de hecho, estuvo a un paso de debutar en el Eurobasket. Estrella universitaria en la universidad de Notre Dame, lo hizo realmente bien el año pasado en la liga turca, lo que le ha valido el salto a uno de los principales clubes de “su país”. Pivot fuerte, rápido y atlético, es uno de esos interiores modernos de los que hablaba antes al referirme de Jonah Bolden. Ya estuvo a un paso de entrar en la plantilla definitiva de los Lakers el año pasado y no me sorprendería que si lo hace bien en el conjunto ateniense algún equipo del otro lado del charco se atreva a contratarle.

Habituados a jugar el Top 8, el año pasado provocaron una anécdota bastante “divertida” tras caer eliminados de esta competición: su excéntrico dueño les obligó a volver desde Estambul en bus. Manteniendo una base más o menos reconocible -Calathes, Pappas, Rivers y Gist- las diferentes incorporaciones que han realizado le darán un plus de calidad y de físico al equipo, dirigido desde el banquillo por un Xavi Pascual que parece haberse reencontrado con la ilusión por entrenar.

Otros jugadores a seguir: A Nick Calathes se le trajo de la NBA con la difícil tarea de sustituir a Diamantidis, y aunque le falte bastante para lograrlo, no lo está haciendo bastante mal. Thanasis Antetokounmpo y Kenny Gabriel son dos jugadores muy físicos y atléticos del gusto de Xavi Pascual, que aportarán músculo en el juego exterior.

 

Zalgiris Kaunas – Kevin Pangos

El mítico equipo lituano es uno de esos equipos que siempre te preguntas qué hacen jugando la Euroliga, pero cuando escarbas un poco, te das cuenta de por qué están allí: confianza en el talento local, fichajes con cabeza y de perfil medio-alto que les ofrecen un gran rendimiento y un gran entrenador como Saras Jasikevicius.

Uno de estos fichajes que comentaba es precisamente Kevin Pangos. Tras hacerlo muy bien en su primera temporada como profesional en el Herbalife Gran Canaria, el Zalgiris Kaunas decidió pagar su cláusula y el base canadiense devolvió con creces toda la confianza que depositaron en él con muy buenas actuaciones en la competición continental. Un base tirador reconvertido en director, pero que sigue manteniendo una muñeca privilegiada desde la línea de 6,75. Sus opciones de llegar a playoffs son prácticamente nulas, pero estoy seguro de que ya lo saben y que su principal objetivo será darle alguna alegría a su afición poniéndoselo difícil a los equipos grandes.

Otros jugadores a seguir: Se han movido muy bien este verano y han incorporado a Dee Bost, un base físico que sonó con mucha fuerza para el Barça, a Vasilije Micic, un base serbio cuya progresión parece haberse estancado y a Axel Toupane, un alero atlético que ha tenido un paso curioso por la NBA.

 

¿Y los equipos españoles qué?

Puedes leer más profundamente mi análisis sobre los equipos españoles en mi artículo de la Liga Endesa y en el caso del Baskonia, en el que escribió mi compañero Adrián Crespo. No sería descabellado que los cinco se clasificasen a los playoffs, pero los dos que más opciones tienen de lograrlo son el Real Madrid y el FC Barcelona, estando el Baskonia en un escalón inferior. El Unicaja y el Valencia Basket lo tendrán bastante más complicado.

Los jugadores a destacar: Janis Timma, un alero atlético que tendrá la difícil labor de sustituir a Hanga; Luka Doncic, que tendrá que llevar las riendas del Real Madrid tras la lesión de Llull; Adam Hanga, que será nuevamente el principal baluarte del sistema de juego que plantea Sito Alonso; Ray McCallum, que aunque no haya arrancado muy bien la temporada tendrá que dirigir la nave de Joan Plaza y dirigir al Unicaja a objetivos mayores y Bojan Dubljevic en el Valencia Basket, que será el líder desde el poste bajo.

¿Y de la Eurocup qué opinas?

Pues que aunque se diga que no tiene un favorito claro, veo por encima del resto de rivales al Hapoel de Jerusalén, que ha conjuntado una muy buena plantilla –Curtis Jerrels, Stratos Perperoglou y Alen Omic, por ejemplo-. Boris Diaw volverá a jugar en Europa con el Levallois Metropolitans y seguro que es uno de los mejores jugadores de la competición. De los equipos españoles, el Herbalife Gran Canaria es el que más opciones tiene de lograr el título mientras que el Andorra y el Bilbao Basket tratarán de pasar la primera ronda y soñar. Ojo también al Unics Kazan de Quino Colom y Kostas Kaimakoglou y al Darussafaka de Scottie Wilbekin y con David Blatt en el banquillo.

En esta competición nos encontramos también con muchas estrellas europeas en el declive de sus carreras, como Roko Leni Ukic en el Cedevita de Zagbreb, los hermanos Lavrinovic y Simas Jasaitis en el Lietkabelis Panavezis, o Stephane Lasme en el Unics Kazan.

 

Un comentario en “16 jugadores a seguir en la Euroliga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s