Verde es nuestra palada

Desde el 1 de julio al 17 de septiembre. 18 regatas de la Eusko Label Liga, campeonatos de Gipuzkoa, Euskadi y España y la Bandera de La Concha con su clasificatoria y sus dos jornadas finales. 24 días con el verde a cuestas. Ya sea camiseta, sudadera, gorra, bandera o pañuelo. Un único color que une a toda una afición: el color de Hondarribia.

Con la llegada del verano, no solo disfrutamos de las vacaciones, de la playa, de los amigos. En estos meses las regatas también se adueñan de nuestras vidas. Sí, literal. Nos pegamos a un televisor o nos acercamos al campo de regateo para animar, vitorear, aplaudir a nuestros remeros, a la Ama Guadalupekoa.

Nos juntamos con el resto de aficiones, bien sean de San Pedro, Ares o Astillero. Todos a una por el mismo deporte -algo difícil de ver en el fútbol por ejemplo, 20 aficiones disfrutando juntas de la pelotita-. Pero sobre todo, nos juntamos con los verdes. Con la kuadrila que acude a todas las regatas que tan bien lucen en ETB, con los jóvenes del club que ondean las enormes banderas, con los amigos que solo los ves en verano en regatas o recibimientos. Con todos.

Gracias al buen nivel deportivo del club, estamos disfrutando de fines de semana de éxito total. Sí, veranos de éxito. Y gracias a ello, acudimos a otra cita donde nos juntamos para recibir a los campeones. La Marina de color verde con ‘Abiyuan’ y los niños por delante abriendo camino a Ioseba eta beraren kuadrila.

Y sí, esos recibimientos son uno de los mejores momentos del verano. Por lo menos para mí. Orgullo, honor, alegría, emoción… A las ocho de la tarde, o de noche ya con la bandera de Galicia, y Hondarribia de verde. Sea la hora que sea. Hay que agradecerles el esfuerzo a nuestros remeros. Lo dan todo por el pueblo. Y ahí estamos para aplaudirles.

Lo dan todo por Hondarribia, por los aficionados de la Ama Guadalupekoa. Aficionados que en su mayoría son de Hondarribia, pero también de Irun, Hendaia o de fuera de la comarca del Bidasoa, e incluso fuera de Euskadi. Esto último es lo más, gente que se engancha a nuestra trainera siendo de fuera. Estos engrandecen al club y al remo.

No quiero fardar de afición, no quiero decir que somos los mejores… pero SOMOS LOS MEJORES. Y cada año se demuestra con el espigón verde en la regata de casa, y sobre todo, en Portugalete (Eusko, Adiós mi linda Guadalupe…). Y esto se ha dado cuando Hondarribia no ha ganado la Liga. ¿Quedamos segundos? ¡Pues lo celebramos! 300 personas inundando la localidad vizcaína de verde. Y el resto, de envidia viendo cómo nos lo pasamos.

Con estas líneas quiero despedir esta temporada. Lo primero que dije el domingo tras Portugalete fue que me daba pena que se terminase la Liga. Casi tres meses de emoción, de paladas, de tensión, de nervios, de banderas, de segundos y foto-finish… Ahora toca esperar a la temporada que viene.

Como ya sabéis… Me voy con el recuerdo, de volver un año más, ¡UN AÑO MÁS!

ARRAUNAK GORA!

Fotos: Maider Celada (ACT).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s