24 jugadores a seguir en el Eurobasket

Antes de empezar, me gustaría agradecer a Giannis Antetokounmpo, Danilo Gallinari, Nikola Jokic, Milos Teodosic, Nicolas Batum, Rudy Gobert, Matt Lojeski, Jan Vesely, Marcin Gortat, Alex Len, Enes Kanter y Ersan Ilyasova, entre otros, por no disputar el Eurobasket. Todos ellos iban a salir en este artículo, pero sus renuncias han provocado que tenga que modificar este artículo varias veces, algo que -supongo- me ha servido para crecer como periodista. No hay mal que por bien no venga.

En mi opinión, el Eurobasket es el torneo de selecciones de mayor nivel. No obstante, y como podréis ver en este artículo, todas las selecciones tienen al menos una estrella que juega en algún equipo importante de Europa, en la ACB o incluso, en la NBA. Por no hablar de que todas las selecciones -incluso las que a priori tienen menos nivel- practican un buen baloncesto que, sumado a la fatiga causada por la acumulación de partidos, provocan que siempre haya algún que otro resultado sorpresa en la primera fase.

Como aclaración: este artículo no pretende ser una guía para seguir el torneo, ni mucho menos, para eso os recomiendo la del Diario AS o la de ACB.com, mucho más completas y mejor elaboradas que este humilde artículo, cuya finalidad es, como viene en el título, mostrar cuales serán los jugadores a seguir en el torneo que comienza el día 31: bien porque son las estrellas de sus selecciones, o bien porque son jóvenes promesas que darán que hablar dentro de unos años.


Grupo A

Polonia – Mateusz Ponitka

Con la ausencia de Marcin Gortat, el recientemente fichado por el Iberostar Tenerife deberá ser la principal referencia ofensiva del combinado polaco junto al alero del Unicaja Adam Waczynski -sí, he tenido que buscar en Google como se escribe-. Tras su gran temporada en el Pinar Karsiyaka turco, este escolta-alero de 24 años que sonó con mucha fuerza para Baskonia y Barça, deberá confirmarse como uno de los mejores exteriores de Europa con un gran torneo. Y fundamentos no le faltan, porque posee un físico privilegiado (mide 1,97 y como se puede apreciar en la foto, está bastante fuerte), lo que le permite penetrar o capturar bastantes rebotes largos, sin olvidarnos de que es un gran tirador (36,7% en T3 en la Champions League). En el Tenerife se reencontrará con su entrenador en Turquía, Nenad Markovic.

Otros jugadores a seguir: El tirador del Unicaja Adam Waczynski, el combo AJ Slaughter y el pívot Przemek Karnowski, que el año que viene jugará en el Andorra.

Islandia – Jon Steffanson

Un viejo conocido de la ACB -ha jugado en Granada, Zaragoza, Valencia y Málaga- que es un auténtico todoterreno. A sus casi 35 años se ha alejado del baloncesto de más alto nivel para jugar en el KR Reykjavik de su país natal, donde fue elegido MVP de las finales. Si bien en sus últimos años en la ACB destacó por ser un gran defensor, capaz de defender tanto a un base como a un ala-pívot, en su selección deja de ser uno de esos “jugadores de complemento que aportan intangibles” para convertirse en uno de los principales estiletes ofensivos. Sin duda alguna, Islandia se está convirtiendo en un país revelación en el ámbito del deporte -es inolvidable su participación en la Eurocopa de fútbol de 2016- y en su segunda aparición en un Eurobasket intentará rascar alguna victoria, viendo que la clasificación es prácticamente imposible. Y fundamentos no le faltan, puesto que será un equipo guerrero e ilusión seguro que no les faltará.

Otros jugadores a seguir: El ex-Manresa y Baskonia Haukur Palsson, con licencia para tirar y los bases Martin Hermansson y Hordur Vihjalmsson, con pasado NCAA y ACB respectivamente.

 

Finlandia – Petteri Koponen

El jugador del FC Barcelona es el líder indiscutible de una selección que jugará en casa y muy bien arropados. Todos los que estuvimos en el Mundial de 2014 en Barakaldo nos sorprendimos de la pasión y la devoción que sentían los Susijengi -nombre que reciben los seguidores del combinado nórdico- por el frenético baloncesto que practicaban. Tras una temporada complicada que comenzó con el célebre accidente en taxi que le tuvo parado durante unos cuantos meses, la principal referencia exterior de la selección finlandesa tratará de recuperar sensaciones para empezar enchufado en una temporada donde empezarán de cero con Sito Alonso. A diferencia de otros años, deberá compartir galones con otros jugadores como Lauri Markkanen o Sasu Salin, pero su visión de juego, su calidad y su privilegiada muñeca le convertirán en la principal referencia de una selección que ha crecido progresivamente hasta convertirse en un habitual en las citas veraniegas.

Otros jugadores a seguir: El AP tirador drafteado por los Bulls Lauri Markkanen, el reciente fichaje del Unicaja Sasu Salin y Erik Murphy, estrella en la universidad de Florida y con experiencia NBA.

 

Eslovenia – Luka Doncic

La joya del baloncesto europeo disputará su primer Eurobasket absoluto tras una temporada en el Real Madrid en la que fue de más a menos. Si bien el rol de líder en el combinado esloveno lo asumirá por última vez la estrella de los Miami Heat Goran Dragic, disputar este torneo le vendrá bien para que vaya asumiendo unos galones que le exigirán el año que viene en el Real Madrid tras la grave lesión de Sergio Llull. Con sus dos metros de altura puede jugar en las tres posiciones exteriores y aportará clase, chispa y dinamismo a un juego exterior bastante joven que contará con un tirador de lujo como Matic Rebec y un todoterreno como Jaka Blazic, aunque a priori, el del Real Madrid partirá por delante de ellos en la rotación. Como en la ACB, todas las dudas que había con él debido a su juventud se han disipado en la fase de preparación, con actuaciones como  el doble-doble que realizó frente a Croacia. Talento en estado puro del que podremos disfrutar un año más en nuestra liga antes de que vaya a la NBA.

Otros jugadores a seguir: El NBA Goran Dragic en su último servicio a su país, el jovencísimo tirador Matic Rebec y Anthony Randolph, nacionalizado de manera exprés -gracias a un cambio de ley de nacionalización bastante dudoso- para reforzar un juego interior bastante más flojo que en otras ocasiones.

 

Francia – Nando de Colo

MVP y campeón de la Euroliga con el CSKA de Moscú en la temporada 2015-2016, el escolta francés está en un estado de forma impresionante -ha promediado casi 20 puntos en Euroliga esta temporada- y ha demostrado haberse recuperado de una mala etapa en la NBA, de donde volvió como un jugador mucho más maduro y asentado. Con las bajas de Batum, Gobert y principalmente, Tony Parker, el ex-jugador del Valencia Basket deberá demostrar su liderazgo y su capacidad de anotación en una selección francesa menos intimidante que otras veces. Con el NBA Evan Fournier y Thomas Heurtel como escuderos de lujo en la línea exterior, si Vincent Collet aprovecha como es debido a estos tres jugadores, deberían practicar un juego rápido, divertido y anotador que no debería dejar a nadie indiferente. Con un juego interior más flojo que otros años, Boris Diaw debería ser pieza clave en el ya mencionado esquema de una selección que, aunque con bajas, seguro que será un rival con el que nadie querrá encontrarse. Y De Colo tiene toda la pinta de que puede ser uno de los aspirantes a MVP del torneo. No habría forma mejor de empezar una temporada donde será la principal referencia del CSKA de Moscú tras la marcha de Teodosic a la NBA.

Otros jugadores a seguir: El desequilibrante Thomas Heurtel, un anotador compulsivo como Evan Fournier y el completísimo interior Joffrey Lauvergne.

 

Grecia – Georgios Printezis

La baja de Giannis Antetokounmpo lo cambia todo. Pero que no nos nuble la vista: la selección griega tiene jugadores de sobra para realizar un papel protagonista en este Eurobasket. Con jugadores como Bourousis, Calathes, Pappas -una auténtica leyenda del Bilbao Basket- o Papanikolaou, Georgios Printezis deberá ser el líder del conjunto heleno tras la retirada de Spanoulis de la selección. Hablamos de un jugador que, como los buenos vinos, mejora año a año y no tiene nada que ver con aquel jugador que era el hazmerreír del Unicaja, siempre sentado al fondo del banquillo y sabiendo que no iba a jugar ni un minuto -recuerdo verle en un partido en el que estaba convocado con la chaqueta del chándal y unos pantalones vaqueros-. Viene de estar en el mejor quinteto de la Euroliga por primera vez en su carrera y por su carácter y su garra debería ser el líder espiritual de una renovada Grecia. Además de su capacidad de rebote, tiene un más que decente juego de espaldas al aro y una muñeca cada vez más fiable más allá de la línea de 6,75. Sin duda alguna, Grecia es una de las aspirantes al oro.

Otros jugadores a seguir: Nick Calathes, uno de los mejores bases de Europa con una visión de juego privilegiada, Nikos Pappas -insisto: me faltan palabras para agradecer todos sus servicios al Bilbao Basket- un tirador bastante completo y Georgios Papagiannis, pívot de 2,17 de los Sacramento Kings que debería utilizar este torneo para madurar y aumentar su confianza.


GRUPO B

Ucrania – Viacheslav Kravtsov

La selección ucraniana fue la principal revelación del torneo de 2013. Dirigidos por un entrenador clásico de la NBA como Mike Fratello, se ganaron por méritos propios su clasificación al Mundial de 2014, practicando un juego atractivo que sorprendió a propios y extraños. No obstante, en aquella plantilla había jugadores tan talentosos como Sergii Gladyr, Alex Len o Viacheslav Kravtsov, que actualmente es la principal referencia de esta selección, tanto a nivel ofensivo gracias a su fiable juego de espaldas al aro, como a nivel defensivo por su capacidad de intimidación y su habilidad para el rebote. Si bien fueron la principal revelación en la edición del 2013, la guerra que hubo en su país acabó rompiendo a esa generación -se comentaba que el vestuario ucraniano en el Mundial de 2014 era un auténtico polvorín- y muchos jugadores como Pooh Jeter o Sergii Gladyr no han vuelto desde entonces. Pocas opciones de clasificación tienen.

Otros jugadores a seguir: El creativo base Oleksandr Mishula, el gigante del Obradoiro Artem Pustovyi y el escolta tirador Ruslan Otverchenko, que militó en el Manresa hace dos temporadas.

 

Israel – Omri Casspi

El reciente fichaje de los Warriors es todo un clásico de la NBA. Un 3-4 con una muñeca prodigiosa que sin duda alguna, será un complemento muy importante para el banquillo de los recientes campeones. En una selección donde se solían encontrar bastantes jugadores del Maccabi de Tel-Aviv sorprende que ninguno de los 12 convocados jugará en este clásico europeo la temporada que viene. Y esa especie de “monopolio” le corresponde ahora al Hapoel de Jerusalén, un equipo que lleva varios años haciéndolo muy bien y que ha hecho un auténtico plantillón para la temporada que viene, con la guinda de Amar’e Stoudamire. Si todo sale como es esperado, les tocaría pelear junto a Alemania y Georgia por el tercer y cuarto puesto del grupo.

Otros jugadores a seguir: El base con pasado NBA Gal Mekel -el año que viene jugará en el Gran Canaria-, el ex-baskonista Lior Eliyahu, un cuatro de los de la vieja escuela, y Yogev Ohayon, un base más director que anotador que querrá resarcirse tras una mala temporada en el Maccabi.

Alemania – Dennis Schröder

El base titular de los Atlanta Hawks tendrá la difícil tarea de convertirse en el sustituto de Dirk Nowitzki, al menos en lo referente a ser el líder del conjunto germano. Su juego eléctrico, rápido y a menudo sobrerrevolucionado debería marcar el tempo de una selección alemana que tendrá que adaptarse a este estilo porque es el que marcará tanto Schröder como su suplente, Maodo Lo. Y jugadores como Tadda, Benzing o Voigtmann encajan a la perfección en este perfil. Su anterior temporada en los Atlanta Hawks le sirvió para confirmarse como un base de élite que tendrá una gran trayectoria en la NBA y en este Eurobasket deberá demostrar que la selección alemana tendrá durante unos años un gran base dominador que les permita tener la oportunidad de lograr algún resultado digno en futuros torneos.

 

Otros jugadores a seguir: Maodo Lo, de perfil similar a Dennis Schröder, el interior Daniel Theis, que el año que viene jugará en los Boston Celtics y el baskonista Johannes Voigtmann, que viene de hacer una gran temporada en ACB y Euroliga.

 

Zaza Pachulia – Georgia

Hasta el año pasado nadie hubiese pensado que Zaza Pachulia podría ganar un anillo. Es más, hasta el año pasado, nadie hubiese pensado que Zaza Pachulia pudiese ser protagonista en un equipo que ganase un anillo. El pívot de los Warriors se ha labrado un nombre en la NBA repartiendo estopa en la zona. Y por eso es conocido, vale, pero que nadie se piense que es lo único que hace, porque también sabe leer muy bien el juego, y tiene una más que notable capacidad de pase. Además, en la selección aumenta su aportación anotadora y estará muy bien acompañado en la zona por Giorgi Shermadini y Toko Shengelia. Junto a ellos, dos buenos exteriores como Manuchar Markoishvili, todo un clásico de la Euroliga, y Michael Dixon, un base anotador que suplirá en el puesto de nacionalizado al ex-barcelonista Jacob Pullen. Como punto flojo, una dependencia excesiva de estos cinco hombres, puesto que en su banquillo tampoco hay mucho más que reseñar. Pero pueden ser una de las revelaciones del torneo: en la preparación han ganado a Serbia, Grecia y Lituania.

 

Otros jugadores a seguir: El gigante Giorgi Shermadini, uno de los jugadores mejor valorados de la pasada temporada ACB, el rocoso interior con complejo de boxeador Toko Shengelia y Manuchar Markoishvilii, un alero con experiencia en equipos importantes de la Euroliga.

 

Italia – Luigi Datome

El campeón de la Euroliga deberá ser una de las referencias exteriores de Italia tras la absurda lesión de Danilo Gallinari -se fracturó la mano al pegarle un puñetazo a un jugador holandés en un amistoso-. Muy del gusto de Messina debido a su versatilidad, ya que puede alternar posiciones exteriores e interiores, el del Fenerbahçe será el pegamento defensivo de los sistemas que plantee el ex-entrenador del Real Madrid y seguramente siempre le tocará bailar con la más fea. Si bien en defensa tratará de secar a la estrella del conjunto al que se enfrenten, en ataque podrá descargar la responsabilidad en Belinelli, Melli o Pascolo, con mayor capacidad de anotación que él. Pero no nos engañemos, cuando acabe el partido, lo más probable será que el bueno de “Gigi” sea una de los jugadores más valorados del partido, porque es de esos que cuando piensas que no han hecho nada, ha anotado 12 puntos, capturado 7 rebotes y repartido 5 asistencias. Un auténtico todoterreno.

Otros jugadores a seguir: El NBA Marco Belinelli, que tendrá que nutrir de puntos al conjunto transalpino; una de las revelaciones de la pasada Euroliga, Nicolò Melli que está en su mejor momento y Pietro Aradori, ex jugador de Estudiantes que será la referencia desde el banquillo y ha hecho una buena preparación.

 

Lituania – Jonas Valanciunas

Uno de los mejores pívots que tendrá este torneo, y eso quiere decir que el nivel está muy pero que muy alto. Acompañado por Kuzminkas, Motiejunas y Gudaitis, el juego interior será uno de los puntos fuertes de la selección lituana. Y si a ello le sumamos la habitual batería de tiradores que acostumbran a llevar, nadie dudará de que nos encontramos ante uno de los candidatos a medalla. Subcampeones en la pasada edición, el pívot de los Raptors deberá de ser la referencia de su selección tanto en ataque con su demoledor juego en el poste bajo y su capacidad atlética como en defensa, gracias a su capacidad de intimidación y su habilidad para el rebote.  A priori, tendrá toda la zona para él, ya que tanto Kuzminskas como Motiejunas son jugadores con tendencia a tirar de tres y serán los complementos perfectos para que pueda desarrollar su mejor juego. Con una mezcla de veteranía y juventud, la inagotable cantera lituana demuestra que no solo será candidata a medalla en esta edición, sino que también lo será en próximas ediciones.

Otros jugadores a seguir: Los ya mencionados Motiejunas y Kuzminskas, dos cañoneros que se suman a la batería de tiradores de la línea exterior y Marius Grigonis, un jugador diferente gracias a su chispa y su desparpajo.


Grupo C

Rumanía – Emanuel Cate

La selección más floja del torneo, que se ha clasificado por ser uno de los anfitriones de la primera fase. Con 11 jugadores que el año que viene jugarán en la liga de su país, el único que jugará fuera de sus fronteras es el canterano madridista Emanuel Cate. Tras proclamarse MVP del Eurobasket B sub-20, el canterano del Real Madrid deberá de ser uno de los líderes de la selección rumana gracias a su juego en el poste bajo y su capacidad de rebote. Acompañado en el juego interior por Vlad Moldoveanu, que será el jugador sobre el que recaiga toda la responsabilidad, Cate podría sumar con bastante facilidad cuando los defensores se centren en su compañero. Para el puesto de nacionalizado sonaron DJ Cooper -uno de los mejores bases de Europa, en mi opinión- y Scottie Wilbekin -excelso anotador del Darussafaka turco- pero finalmente ocupará esta plaza Giordan Watson, un base de 1,75 que deberá llevar la manija de la línea exterior de Rumanía, anotando y dirigiendo -algo que se antoja bastante más complicado- según se lo pida el momento. Con el apoyo del público, conseguir una victoria deberá considerarse un hito para ellos.

Otros jugadores a seguir: Vlad Moldoveanu, un 4 que ha jugado alguna que otra temporada en Euroliga y será la estrella del equipo y Giordan Watson, que tendrá la difícil labor de hacer jugar al equipo.

 

Hungría – Adam Hanga

El protagonista del culebrón del verano en la ACB tendrá que ser el líder de la selección húngara tras resolver su fichaje por el Barça. Con total licencia para tirar, en la parcela ofensiva estará escoltado por el ex-Betis DeAndre Kane y David Vojvoda. Su capacidad atlética, especialmente a la hora de liderar los contraataques, será la principal arma de un equipo que será muy entretenido de ver y que no descartaría que pasasen a la siguiente ronda debido a la cantidad de bajas que tiene la República Checa. A diferencia de otras estrellas de selecciones pequeñas, Hanga bajará el culo a la hora de defender -ha sido designado mejor defensor de la Euroliga la pasada temporada-. Tras 18 años sin participar en un Eurobasket, la suma de unos cuantos buenos jugadores, la ilusión y un juego intenso y entretenido seguro que serán un equipo difícil de derrotar.

Otros jugadores a seguir: El tirador David Vojvoda, el base nacionalizado DeAndre Kane, que aportará anotación y criterio a la hora de dirigir y el recientemente fichado por el Tenerife Rosco Allen, que tras empezar muy bien la temporada en el Obradoiro deberá recuperar sensaciones tras una lesión.

 

República Checa – Tomas Satoransky

La revelación del pasado Eurobasket es, posiblemente, la selección que más va a notar las bajas. Y es que sin Jelinek y Schilb en la línea exterior y sin Vesely y Balvin en el juego interior el actual jugador de los Washington Wizards tendrá que asumir -aún más- el rol de líder de este combinado. No es de extrañar, por tanto, que el juego del combinado checo gire en torno a él y veamos a una selección que practique un juego rápido y frenético con una buena batería de tiradores, incluso en la línea exterior. Con un físico privilegiado, el “Westbrook europeo” será, sin ningún tipo de duda, uno de los jugadores mejor valorados del torneo, y habrá que ver cómo y cuánto aportan sus 11 compañeros.

 

Otros jugadores a seguir: El eterno Jiri Welsch -pensaba que ya se había retirado- que tan buen recuerdo dejó en Unicaja y con pasado NBA, el ex-Manresa Patrik Auda, que será la principal referencia interior junto al jugador del Obradoiro Adam Pechacek, que se tendrá de poner en forma tras una larguísima lesión.

 

Montenegro – Nikola Vucevic

Tras promediar un doble-doble en la NBA, el pívot de los Orlando Magic deberá ser el líder de un juego interior que, solo con oír quién lo integra, ya asusta: Bojan Dubljevic, Marko Todorovic, Nemanja Radovic, Milko Bjelica y Nikola Vucevic. La línea exterior, no obstante, es bastante más floja y tan solo tiene a Tyrese Rice y a Dino Radoncic como jugadores destacados. Por tanto, es importante que Nikola Vucevic compatibilice su capacidad de jugar de espaldas y de cara a canasta con las características de sus compañeros en la pintura, con características bastante similares a las suyas. En esa adaptación es donde residirá el éxito o el fracaso de una selección que debe de aspirar a hacer grandes cosas tras no clasificarse para la anterior edición y que siempre ha pecado de ser bastante anárquica y complicada de dirigir.

 

Otros jugadores a seguir: De su potente juego interior, al último MVP de las finales de la ACB, Bojan Dubljevic, y a Marko Todorovic, el pívot con más clase que ha pisado Miribilla. Además de Dino Radoncic, una de las perlas europeas que el año que viene estará en el primer equipo del Real Madrid.

 

Croacia – Dario Saric

Tras destacar en sus tres temporadas en la Euroliga, en su primera temporada en la NBA ha demostrado que aquellos que le etiquetaban como la principal promesa del baloncesto europeo no estaban equivocados. Con la capacidad para ser decisivo tanto de 3 como de 4 gracias a su buena muñeca y su talento innato, deberá liderar a una selección que, aunque parezca mentira, lleva desde 1995 sin rascar medalla en alguna competición. Acompañado por jugadores veteranos como Marko Popovic, Roko-Leni Ukic o Marko Tomas, tanto Saric como Dragan Bender deberán de ir asumiendo galones progresivamente para cuando se produzca el relevo generacional. Potentes físicamente y con buenos tiradores como Bogdanovic, Simon o Kruslin, serán un rival duro que nadie querrá encontrarse en los cruces.

 

Otros jugadores a seguir: Dragan Bender, pívot talentoso que juega en los Phoenix Suns y debe utilizar este torneo para crecer. Bojan Bogdanovic, que debe compartir galones con Dario Saric y ser la principal referencia exterior y Dominik Mavra, que la temporada que viene jugará el Joventut, un base alto con una visión de juego prodigiosa.

 

España – Pau Gasol

Sobran las palabras para definirle. Podría acabar este párrafo aquí mismo y todos sabríamos definir a la perfección lo que significa Pau para la selección española. Clase, garra, liderazgo, juego interior, tiro de tres… Con el permiso de Sabonis, el jugador más decisivo de la historia del baloncesto europeo. Las bajas de Rudy Fernández y Felipe Reyes se tratarán de paliar con Joan Sastre y Pierre Oriola, que vienen de ganar la ACB con el Valencia siendo pieza clave en la consecución de este título. Aunque la baja más decisiva es sin duda la de Sergio Llull, ya que sin él se pierde tiro exterior -uno de los principales déficits de la Selección- y liderazgo a la hora de asumir bolas calientes. Aún con todo, la plantilla que presenta Sergio Scariolo es, posiblemente, la más potente de las 24 y no se le pedirá otra cosa que no sea revalidar el título, aunque cuando empiece la primera fase vuelvan las habituales dudas, al final la selección siempre responde.

Otros jugadores a seguir: Marc Gasol, que ha vuelto mejor jugador y más fuerte tras la lesión que le hizo perderse los JJOO y Willy y Juancho Hernangómez, llamados a coger el relevo de los Gasol en un futuro cercano.


Grupo D

Gran Bretaña – Daniel Clark

En un país que no tiene tradición de baloncesto, es meritorio que tengan jugadores como Joel Freeland, Luol Deng o Ben Gordon. Pero como es habitual, ninguno de ellos formará parte de la selección este verano. En su lugar, un conjunto de buenos jugadores liderados por Daniel Clark, un clásico de la ACB que la temporada que viene jugará en el Gipuzkoa Basket. En su selección tendrá que tener un rol de líder que no ha tenido en los distintos equipos donde ha jugado. Acompañado en el juego interior por Gabe Olaseni, un pívot muy físico que la temporada que viene jugará en el Fuenlabrada, Clark tendrá que abrir la pista con su prodigiosa muñeca y dejar sitio en la zona para que puedan penetrar a gusto los bases y los escoltas, muy rápidos y físicos. Con estas referencias, no es de extrañar por tanto que practiquen un juego muy intenso, donde busquen armar el contraataque rápidamente. En un grupo donde prácticamente están repartidas las cuatro plazas de la clasificación su objetivo deberá ser conseguir alguna victoria. Mucho ojo a las generaciones posteriores, que están pujando fuerte en las categorías inferiores.

Otros jugadores a seguir: El base Andrew Lawrence, con pasado en el GBC, que será la referencia exterior junto a Luke Nelson, recién salido de la NCAA y que la temporada que viene jugará en el Betis. Por dentro, Gabe Olaseni,  intimidante en defensa y con presencia en el poste bajo para anotar y rebotear.

 

Bélgica – Axel Hervelle

Un clásico de la ACB que apenas necesita presentación. Su principal seña de identidad es la intensidad en defensa, por lo que en una selección como la belga, que carece de un referente claro tras la baja de Lojeski, deberá ser el líder espiritual y aportar esa garra e inteligencia en defensa (el argumento que los del Bilbao Basket solemos utilizar para defenderle cuando se le va la pinza) que tantos años lleva mostrando en la ACB. En ataque, la responsabilidad la deberán de tomar Van Rossom, Tabu o Serron, pero seguro que aportará también en esa parcela. En las dos últimas ediciones ha conseguido pasar de primera fase y en esta, incluso podría llegar a pelear con Rusia por lograr la cuarta posición del grupo, porque seguro que es un equipo rocoso, difícil de ganar y que en la fase de preparación ha vencido a España -en shock tras la lesión de Llull-, Italia y Alemania.

Otros jugadores a seguir: Dos bases con una larga trayectoria en la ACB como Sam Van Rossom y Jonathan Tabu, que deberán llevar la iniciativa en ataque junto a Quentin Sorron, un escolta anotador con mucha clase.

 

Rusia – Alexey Shved

Tras caer en fase de grupos en las dos últimas ediciones, una de las selecciones con más nombre e historia del torneo ha hecho una reconstrucción considerable, librándose de varios veteranos que causaron problemas en el pasado. Liderados por un excelso anotador como Alexey Shved, que tras una mala experiencia en la NBA está resarciéndose en el Khimki -siendo, todo sea dicho, el jugador mejor pagado de Europa- donde es la principal referencia ofensiva. Por dentro, Timofey Mozgov será su principal apoyo, pudiendo jugar con él el pick&roll. Junto a ellos, buenos jugadores de carácter soviético: frío, cumplidor y efectivo a la hora de realizar su tarea. Aunque ya no sean aspirantes a medalla como antaño, serán sin duda un rival complicado.

Otros jugadores a seguir: Timofey Mozgov, un pívot de los de toda la vida. Desde la línea de tres serán importantes Andrey Vorontsevich como 4 abierto y Vitaly Fridzon desde el banquillo.

 

Turquía – Cedi Osman

El anfitrión de la fase final del torneo no llega con el mejor equipo que podrían presentar. Con las bajas de Ilyasova y Enes Kanter -en busca y captura por ser contrario al régimen de Erdogan- los jóvenes talentos deberán asumir un papel protagonista en la selección otomana. Sin olvidarnos de Furkan Korkmaz, que el año que viene jugará en los Sixers, Cedi Osman es el mayor talento surgido en Turquía en los últimos años. Tras ir ganando cada vez más importancia en el Anadolu Efes, el año que viene jugará para los Cleveland Cavaliers. Un escolta-alero completísimo y elegante al que se le exigirá liderar a la selección junto a veteranos como Semih Erden o Sinan Guler. La responsabilidad anotadora recaerá sobre Ali Muhammad, el jugador anteriormente conocido como Bobby Dixon.

 

Otros jugadores a seguir: Ali Muhammad, un base con una gran capacidad anotadora. Sinan Güler, líder espiritual del equipo y Semih Erden, un pívot con pasado NBA y una clase tremenda.

 

Serbia – Bogdan Bogdanovic

No me fío de ellos. Vale que tienen muchas bajas sensibles, como la de Nikola Jokic -que jugadorazo, por cierto- y la de Milos Teodosic, pero en el banquillo tienen a un tío como Sasha Djordjevic que es, ante todo, un excelente gestor de egos: o estás con él o contra él. Y por el momento no les ha ido nada mal: plata olímpica y mundial en sus tres años en el cargo, por lo que deberíamos de considerarles, al menos, candidatos a medalla. Bogdan Bogdanovic está llamado a ser el referente de esta selección, donde se dedicará principalmente a anotar ya que Stefan Jovic llevará a la perfección la manija del juego desde el puesto de base con un estilo menos vistoso y más efectivo que el de Teodosic. En el juego interior, dos pívots rocosos pero no exentos de calidad como Boban Marjanovic -el techo del torneo con sus 2,22- y Vladimir Stimac, sin olvidarnos de Ongjen Kuzmic, recientemente fichado por el Real Madrid. Si bien comentaba anteriormente que pese a que tengan bajas sensibles les veo como candidatos a medalla, serán duda hasta el último momento Nemanja Nedovic y Nikola Kalinic, dos jugadores que apuntaban a ser importantes en el esquema y que si finalmente son baja, puede ser que pierdan bastantes posibilidades.

Otros jugadores a seguir: A la espera de saber si finalmente causarán baja Nemanja Nedovic y Nikola Kalinic, Stefan Jovic y su sobriedad a la hora de dirigir un equipo desde el puesto de base, Marko Guduric un joven tirador fichado por el Fenerbahçe recientemente y Boban Marjanovic, un gigante con mucha más calidad en el poste de lo que muchos se piensan.

 

Letonia – Kristaps Porzingis

Lo digo desde ya, y con la tranquilidad que me da hacer predicciones prácticamente a ciegas, antes de que empiece el torneo. Veo a Letonia jugando la final contra España. Primero, porque es la selección que menos bajas ha tenido y segundo, porque tienen la mezcla perfecta entre jóvenes con roles importantes en sus equipos como Janis Timma o Rolands Smits, jugadores afianzados en el primer nivel europeo que llegan en un buen momento como los hermanos Bertans y Janis Strelnieks y veteranos fiables como Janis Blums. Entre todos ellos, un Kristaps Porzingis que en su primera experiencia con la selección absoluta de Letonia está llamado a dominar el baloncesto FIBA, no sólo por su altura, importante a la hora de intimidar en el poste bajo tanto en ataque como en defensa, sino por su fiable muñeca más allá de 6,75 y su habilidad para subir el balón como un base. Un jugador que a base de trabajo ha callado a todos los críticos -entre los que me incluyo- que creían que fracasaría en la NBA y que no tiene nada que ver con el Fido Dido que jugaba en aquel Baloncesto Sevilla que era una casa de los horrores, pero que llegó a juntar a tres jugadores que saltaron a la NBA prácticamente de la mano, como el propio Porzingis, Willy Hernangómez y Tomas Satoransky. Quién lo iba a imaginar.

Otros jugadores a seguir: Janis Timma, un alero físico que será el sustituto de Adam Hanga en el Baskonia, la capacidad de hacer jugar a sus compañeros de Janis Strelnieks y Rolands Smits, un alero alto y hábil al que el Fuenlabrada ya se le está haciendo pequeño.

2 comentarios en “24 jugadores a seguir en el Eurobasket

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s