El hoy en día

La historia nos enseña cómo  el paso del tiempo condiciona los niveles de vida, las formas de ver el mundo y la evolución del miedo.

Desde comienzos de la vida humana, ha habido una lucha entre nosotr@s mism@s; una lucha de poder, de avaricia, de ocupar el lugar más alto. El paso de los años ha influido en la forma de conseguir este poder. Al principio, todo eran guerras entre soldados, luchas entre hombres mandados por otros hombres más poderosos. Eran esos luchadores los que morían y sufrían; eran sus familias las que debían concienciarse de que su hijo o marido, quizá no volvería a casa.

Hoy en día hemos evolucionado hasta un punto totalmente inhumano. Nos encontramos ante un terrorismo esparcido por el mundo; kamikazes en conciertos, en aviones, en sitios públicos donde saben con certeza que puede hacer daño, pero sobre todo causar miedo. Hay una pregunta en el aire que tiene muchas respuestas pero ninguna al mismo tiempo; ¿por qué? Nadie sabría responder a algo tan amplio. ¿Por qué decide una persona acabar con la vida de otras? ¿Con qué objetivo se va uno a un concierto y se inmola para hacer daño a otr@s?

Todo gira en torno al querer imponer una sola ideología en todo el mundo a través del miedo, porque la diversidad para este Planeta es mala. Porque por ser homosexual ya se te tacha de ser una persona con rigor y derecho a la vida; ser anticapitalista te tacha de seguir a un sistema que te aporta grandes beneficios (económicos, y solo si eres ric@); ser feminista te tacha de ser mujer. En el mundo hay personas que no aceptan la diferencia, y son estas las que quieren acabar con toda ideología contraria a la suya… y solo ven factible la muerte a l@s demás. Da igual que sean niños, adultos o que ni siquiera hayan nacido. Y lo peor de ello es el disfrute viendo morir a gente inocente que solo quiere vivir mejor, que lucha por derechos como EL DERECHO A LA VIDA, EL DERECHO A LA IGUALDAD.

Nos hemos convertido en seres inhumanos, capaces únicamente de respirar para perjudicar al Planeta, a las personas y a nuestro alrededor. Nos hemos vuelto seres egoístas incapaces de luchar por una vida digna para tod@s. Decimos que el instinto animal es matarse entre ellos para poder sobrevivir; se ve que lo único que nos diferenciaba entre esos animales y nosotros, se ha evaporado como el humo de una revolver tras salir disparada la bala que contenía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s