Más Periodismo

“Los cinco sentidos del periodista”, de Ryszard Kapuscinski

Muchos me preguntan a qué se debe mi afición por el Periodismo -sí, en mayúscula-. Una profesión que no tiene salidas -según ignorantes que no saben apreciar la casi vital importancia de la comunicación, sobre todo en este siglo XXI-, una carrera en la que no se estudia nada.

Pues bien, el Periodismo, para mí, es algo especial, que engloba la libertad -aunque a veces sea difícil de conseguirlo-, y la correspondencia a aquellos que siguen consumiendo Periodismo.

Gracias a un trabajo de la carrera, he tenido la oportunidad de leer el libro “Los cinco sentidos del periodista”, de Ryszard Kapuscinski. Durante el relato, el autor hace mención a un “nuevo Periodismo”, donde nuevas expresiones se adentran en los textos de los periodistas. ‘Denuncia’ aquellas frases hechas (“Hoy en la tarde el Presidente de la República llegó al aeropuerto, donde fue recibido por miembros de su gabinete”, como ejemplo en el libro) que se construyen solas. Responde a las famosas 5W. Clara y concisa. Pero trata de buscar una nueva forma de comunicar.

Con este inicio, he querido comenzar de una manera más trabajada y más ‘literaria’ esta reflexión, ya que, lo explicado anteriormente, debe ser la casilla de salida para los estudiantes de Periodismo. Algo que debe estar presente también entre los profesionales de la comunicación.

De primeras, el propio autor deja una idea clara de la decadencia del Periodismo, sobre todo, a nivel de prestigio del periodista. Antiguamente, cita que los profesionales eran saludados -con respeto- por los ciudadanos. Eran unos pocos afortunados los que practicaban Periodismo.

Hoy en día, y más con las nuevas tecnologías en este siglo XXI, cualquiera puede llegar a hacer el papel de periodista -informar-. En mi opinión, que alguien de a pie informe sobre un hecho no le convierte en el profesional de la información, y es algo que la gente no entiende. Periodismo es algo más que informar. Es trabajar, estar al pie de la noticia, mascar el texto y sacar el mayor provecho…

En la asignatura “Teorías Comunicativas” de la carrera de Periodismo, hemos visionado y trabajado sobre la película “La cortina de humo”, donde, mediante la televisión, se intenta manipular y crear historias que nada tienen que ver con la realidad.

En “Los cinco sentidos del periodista”, destaco una frase donde define a la perfección dicha película: “Nuestra tarea importará cada día más por dos razones: la primera, porque es una profesión a través de la cual se puede manipular a la opinión pública; la segunda, porque los mecanismos de los medios construyen un mundo virtual que remplaza al mundo real”.

Desgraciadamente, esto es verdad. Manipular para persuadir y crear una opinión, siempre para los intereses de unos pocos. Una noticia incompleta -a veces con el objetivo de manipular- hace que el ciudadano, el espectador, el lector, no reciba la historia en su totalidad. ¿Dónde quedó aquello de informar de la manera más objetiva posible para que el receptor puede construir su propia opinión, sin manipulaciones?

Otro de los aspectos que se destaca es el del Periodismo como negocio. Los directores de los grandes medios -no todos- no son periodistas, ni se asemejan a ello, sino que utilizan el periodismo como un negocio, dirigir una empresa, dejando atrás el objetivo de informar, de hacer Periodismo. El jefe busca una noticia que venda, que sea rentable -económicamente-, no si es veraz.

Con ello va ligado la poca libertad de los periodistas a la hora de buscar la noticia. Los trabajadores son peones dominados por sus jefes. Antes, el corresponsal era libre de moverse por donde quisiese en busca de la noticia. Hoy en día son movidos por ‘los de arriba’. Se trabaja a contrarreloj, sin tiempo de mascar y sacarle jugo a la información. Cuanto más tiempo, más completa estará la noticia. Parece que esto último, muchos directores y jefes no lo entienden.

Pero dejando de lado aspectos negativos o tristes del Periodismo, me centro en una frase que viene en el relato del libro: “En cada artículo, cada reportaje, cada crónica, siempre estaremos empezando de nuevo, desde cero”. Y es que, gracias a la oportunidad que nos ofrece el día a día, el Periodismo goza de miles de historias diferentes que se pueden y deben contar. Con un estilo propio, pero diferente a la vez.

Quien esté interesado en la lectura -recomendada- de “Los cinco sentidos del periodista”, puede descargar el PDF pinchando AQUÍ.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s