Iraitz Gorroño: “Los extraterrestres, viajes espaciotemporales, distintos universos o múltiples dimensiones no son ciencia ficción”

La curiosidad, la capacidad de formular preguntas complejas y el inconformismo que surge a raíz de la imposibilidad de responderlas son, desde tiempos primitivos, elementos que el ser humano cargaba en la mochila con la que partía a explorar. Ayer eran cuevas y cavernas, hoy son astros y galaxias. El descubrimiento de TRAPPIST-1, una pequeña estrella a casi 40 años luz con planetas de formidables características para albergar vida, ha devuelto la ilusión a la comunidad científica y rendido un merecido homenaje a la más clásica ciencia ficción.

Iraitz Gorroño Bikandi, estudiante de último curso de Física en la Universidad del País Vasco, explica el más reciente hallazgo de la NASA, el sistema TRAPPIST-1. Desde la lejanía del mismo hasta la posibilidad de que exista vida en él, el científico desgrana las principales características de un logro perteneciente a, según el propio Iraitz, “una época dorada para la ciencia”: “Ya se habían encontrado planetas habitables antes, pero nunca tantos terrestres en un mismo sistema. Además de eso, algunos podrían ser habitables para la raza humana”, ilustra el investigador.

Pregunta. En los años 90 se encontró el primer exoplaneta (planeta fuera del sistema solar) y en la actualidad ya son alrededor de 3500. ¿Una vez abierta la lata, es fácil seguir sumando planetas a la lista?

Respuesta. Tanto la técnica como la tecnología que utilizamos hoy en día es mucho más avanzada que la de entonces, por lo que es mucho más sencillo encontrar este tipo de cuerpos celestes. Por otro lado, ciertamente, es más fácil hacerlo después de saber cómo hay que buscar.

P. Con hallazgos tan espectaculares como el de las ondas gravitacionales o el sistema TRAPPIST-1, ¿estamos ante el mejor período para los físicos desde hace décadas?

R. Sin duda estamos ante una época dorada para la ciencia. Por fin nos hemos dado cuenta de que los extraterrestres, viajes espaciotemporales, distintos universos o múltiples dimensiones no son ciencia ficción. Estamos ante las puertas de los ordenadores y el internet cuánticos, y la observación del universo mediante ondas gravitacionales. Parafraseando al físico experimental y profesor de la Universidad de Leiden Dr. Dirk Bouwmeester, “la historia recordará esta época como la era cuántica”. No me atrevo ni a imaginar los avances que vendrán en las próximas décadas, pero puedo afirmar sin ningún tipo de duda que la realidad supera infinitamente a la ficción.

P. Entremos en materia: el sistema estelar Alpha Centauri es el más cercano al Sol, a 4,37 años luz. ¿A qué distancia está TRAPPIST-1? ¿Podría decirse que es una estrella cercana?

R. TRAPPIST-1 se encuentra en la constelación Aquarius, a 12 parsecs (casi 40 años luz) de la Tierra. Hablar de cercanía o lejanía es un concepto muy relativo, sobre todo cuando hablamos de distancias intergalácticas. Dicho esto y teniendo en cuenta la tecnología que tenemos a día de hoy, tardaríamos unos 300 000 años en llegar al sistema que nos ocupa, así que por el momento más que lejano podríamos decir que es inaccesible.

PIA21428_-_TRAPPIST-1_Comparison_to_Solar_System_and_Jovian_Moons
Representación del sistema planetario TRAPPIST-1. Como se puede observar, la estrella y todos sus planetas podrían caber en la órbita de mercurio. Imagen: NASA

 

P. ¿Quién o qué decide el nombre de las estrellas que se descubren? ¿Por qué TRAPPIST-1?

R. El nombre se debe a la conocidísima cerveza belga del mismo nombre. TRAPPIST-1 fue descubierta gracias a un nuevo telescopio belga situado en el observatorio de La Silla, en Chile. Su nombre es Transiting Planets and Planetesimals Small Telescope, que abreviado es TRAPPIST, y que llamaron de esta manera porque los astrónomos belgas solían celebrar sus descubrimientos con  la mencionada cerveza. Debido a este telescopio, rebautizaron la estrella 2MASS J23062928-0502285 (su antiguo nombre).

P. ¿Cómo es posible descubrir y describir con tanta precisión un sistema tan lejano?

R. Hay muchos métodos que se han ido desarrollando durante la historia de la astronomía. Entre otros,  podemos encontrar el paralaje o la utilización de cuerpos ya conocidos para encontrar nuevos (como púlsares) a modo de “faros” cósmicos. En este caso, el telescopio TRAPPIST está especializado en la búsqueda de exoplanetas. Básicamente, estudia la radiación que llega desde la estrella sospechosa.

P. ¿Qué hace a TRAPPIST-1 y a sus satélites tan especial e importante?

R. Ya se habían encontrado planetas habitables antes, pero nunca tantos terrestres (como el nuestro, formado principalmente de silicatos) en un mismo sistema. Además, algunos de estos podrían ser habitables para la raza humana, por lo que hace de este descubrimiento algo muy especial.

P. ¿Qué diferencias hay entre el Sol y TRAPPIST-1?

R. Para empezar, TRAPPIST está catalogada como “ultra-cool dwarf”, es decir, es una estrella más pequeña y fría (de menor emisión de radiación) que nuestro Sol. Para hacer una comparativa, la masa del Sol es casi 100 veces la de TRAPPIST. Este tipo de astros son interesantes porque facilitan el trabajo del investigador con el método del tránsito planetario: estudian la señal que nos llega de la estrella de manera que si algún satélite pasa “por delante” podríamos, en principio, deducir que existe. Debemos tener en cuenta que, si la Tierra tarda un año en completar su órbita, un cuerpo de similares características tardaría una semana con una estrella como esta.

Comparison_between_the_Sun_and_the_ultracool_dwarf_star_TRAPPIST-1.jpg
Representación aproximada de la comparación entre nuestro Sol y TRAPPIST-1, de un diámetro casi 10 veces menor. Imagen: European Southern Observatory

 

P. Según datos de la NASA, son seis los planetas confirmados y uno más que aún está en estudio los que componen, por el momento, el sistema. ¿Es similar al nuestro?

R. En absoluto, y es una de las claves –negativas– del descubrimiento. Sus órbitas son mucho más pequeñas que las de la Tierra, y la mayoría son menores que la de Mercurio. Por otro lado, los seis planetas descubiertos forman la mayor cadena de satélites cercanos a la estrella en resonancia jamás encontrado. Esto significa que una cara del mismo siempre mira a la estrella (siempre es de día) mientras que la otra permanece a oscuras, lo cual hace que la vida allí sea mucho más improbable que en planetas con día y noche.

P. Tres de los seis planetas confirmados están en lo que se denomina la “zona habitable”. ¿Qué significa eso?

R. Significa que la luminosidad y el flujo de radiación procedentes de la estrella y la presión de su atmósfera hacen posible la existencia de agua líquida en los cuerpos celestiales. Dejando a un lado otros parámetros más complejos, básicamente nos dice que la vida podría existir allí.

PIA21425_-_TRAPPIST-1_Statistics_Table
Comparación entre los planetas del sistema TRAPPIST-1 y los cuatro planetas rocosos del nuestro, con los que guardan mayor similitud. Datos expresados tomando como referencia los de la Tierra. Imagen: NASA

 

P. ¿Alguno de ellos posee características similares al nuestro?

R. Los tres planetas habitables tienen masas y radios parecidos al de la Tierra. Además, como hemos comentado, posiblemente haya agua en ellos. Por decir algo en lo que difieren, el año duraría una semana allí, y que los vientos y las mareas serían de una fuerza extrema.

P. ¿Existe la posibilidad, por tanto, de encontrar vida en alguno de ellos? ¿Qué clase de vida?

R. Es muy posible encontrar vida. No sabemos si serán parecidos a nosotros, si serán verdes y con tentáculos, cabezones o simplemente bacterias y otros organismos más simples. Pero, aunque todavía no podamos decir mucho al respecto, personalmente no dudo de que haya vida.


Enlaces de interés (fecha de consulta 06/05/2017): 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s